•  |
  •  |

Hacer el amor es considerado uno de los actos más placenteros que ofrece la vida, y se lo considera aún más al saber que disfrutando de nuestra pareja, se puede obtener mucho más que simple satisfacción sexual.

A lo largo de los años, numerosos investigadores se han dedicado a probar y comprobar los múltiples beneficios que conlleva el sexo, a pesar de que si hacer el amor fuera solamente eso y no trajera ventajas adicionales, de cualquier modo la gente lo haría tanto como hasta ahora.

Por tal motivo, recopilamos una serie de estudios al respecto y consultamos al terapeuta sexual Eduardo Ramos, quien además nos dio algunos consejos para mantener en buen estado la relación de pareja.

Una fuente de juventud

Mucho se ha discutido si el hacer el amor puede o no rejuvenecer a las personas, sin embargo, el simple hecho de mantener una vida sexual activa ayuda a que el cuerpo se mantenga en buen estado.

¿Hace bajar de peso?

El sexo es uno de los deportes más seguros; fortalece y tonifica casi todos los músculos del cuerpo. El doctor Ramos asegura que al tener una relación sexual se pueden quemar muchas calorías, “Hacerlo diariamente puede ser equivalente a una ida al gimnasio, aunque se bajarían solo unos gramos. Para que el sexo ayude a perder unos kilos, tendría que ser una rutina constante”.

Combate enfermedades

Tranquilizante, analgésico y antihistamínico natural, todo eso es el sexo. Alivia los dolores de cabeza al mitigar la tensión de los vasos sanguíneos del cerebro y puede ayudar a combatir el asma y la sinusitis.

Balancea el equilibrio entre el colesterol bueno y el malo y al mismo tiempo reduce el exceso de este último en el cuerpo.

Por su parte, el terapeuta sexual expuso que algunos estudios han comprobado, sobre todo en hombres, que el tener relaciones coitales y orgasmos disminuye la incidencia de enfermedades cardíacas.

Aleja el mal humor

Se ha comprobado también que el sexo es una cura instantánea para la depresión porque al practicarlo se liberan endorfinas en el flujo sanguíneo, creando un estado de euforia que a la vez deja un sentimiento de bienestar.

“La gente que tiene una vida sexual activa y placentera, tiene tendencia al buen humor”, comenta Eduardo Ramos. “El tener buen humor disminuye la tendencia a infartos, porque reduce el estrés”.