•  |
  •  |

Causar una buena impresión va más allá de agradarle a alguien. Significa dejar la puerta abierta para poder llegar a su vida en días posteriores, aunque eso no se traduzca automáticamente en que se establecerá una relación de pareja.

Según Elizabeth Clark, experta en seducción y autora del libro “El arte de seducir”, el lenguaje corporal, el aspecto y el tono de voz determinan más del 90% de la primera impresión. Mientras que señala que las palabras solo constituyen un 7% del impacto que causás en las chicas.

Así que ella especifica que el 40% de la influencia del lenguaje corporal se le atribuye al lenguaje facial, como asentir o inclinar la cabeza, cambiar la expresión, sonreír, mantener contacto visual, etcétera, mientras que la tonalidad o modulación y los cambios en la calidad del sonido de tu voz reciben el 38%. No obstante, Clark propone que para causar una buena impresión no solo debés ser capaz de emitir las señales correctas, entre las que indica contacto visual, pose atractiva, cercanía, sonrisas, etcétera, sino que también incluye como imprescindible que sepás interpretar el lenguaje corporal, para mejorar tus relaciones sociales, laborales y sentimentales.

Sin embargo, sobre todo apunta a que en el proceso de seducción es clave que mantengás la cercanía correcta para que no echés a perder las cosas.

 

1 Espacio público. Más de 3.6 metros es la distancia adecuada para dirigirse a un grupo grande de personas.

 

2 Espacio social. Entre 1.22 y 3.6 metros es la distancia que se mantiene con desconocidos, técnicos que hacen reparaciones en tu casa, personas que no conocés bien o compañeros nuevos de trabajo.

 

3 Espacio personal. Entre 0.46 y 1.22 metros. Mantené esa distancia con las personas que acuden a las fiestas de la empresa, actos sociales y encuentros familiares.

 

4 Espacio íntimo. Entre 15 y 45 centímetros es lo ideal, pero para adentrar en ese espacio debés tener cuidado, porque es un recinto privado que solo los que tienen una relación afectiva pueden compartir.

 

5 Espacio íntimo inmediato. Cuando podás estar con tu chicha a 15 centímetros de su cuerpo, habrás ganado la batalla, porque eso significa que están preparados para tener contacto físico íntimo.