•  |
  •  |

Si quieres vivir más años y en mejor forma, ¡Haz el amor después de que suene el despertador y te despiertes, cuando tu cama y tus sábanas todavía estén calientes!

Está comprobado: además de proporcionar placer y diversión, el sexo matutino es un gran tónico para todo el organismo.

 ¿Qué mejor manera de comenzar el día, que haciendo el amor con la persona amada, después de un reparador descanso nocturno? Sin duda es un gran aliciente para afrontar la jornada que se inicia con renovado entusiasmo y sintonía con la vida.

 

Refuerza defensas

De acuerdo a un estudio de la Universidad Queen’s de Belfast, en Londres, el sexo matutino mejora el funcionamiento de distintos órganos, refuerza las defensas inmunológicas, mejora la circulación y disminuye la presión sanguínea.

También permite quemar calorías, reduce el riesgo de padecer diabetes e infarto, fortalece los huesos y músculos y ayuda a aliviar la artritis y la migraña.

Asimismo, durante el acto sexual, el sistema nervioso asociado al aparato respiratorio se prepara para una etapa de acción intensa, aumentando su ritmo de funcionamiento.

Al respirar activamente se activa la inhalación del aire y llega más oxígeno a todos los órganos y tejidos.