•  |
  •  |

En efecto, los testículos contienen testosterona, que es la hormona que favorece el desarrollo de los espermatozoides, el impulso sexual y la agresividad. Por lo tanto, consumir criadillas de toro o de cordero puede ser un buen método para aumentar el nivel de esta hormona en la sangre. INTERNET/END