•  |
  •  |

Los hombres que han tenido relaciones sexuales con más de 20 mujeres tienen un riesgo 28% menor de ser diagnosticados de cáncer de próstata que los monógamos, así lo sugiere una investigación de la Universidad de Montreal y del Instituto Armand Frappier (Canadá).

La publicación también sugiere que, si sus 20 parejas habían sido masculinas, la relación es totalmente contraria: el riesgo de padecer un cáncer de próstata es dos veces mayor que el de aquellos que nunca se han acostado con un hombre.

Marie-Elise Parent y Marie-Claude Rousseau y Andrea Spence, las investigadores a cargo de la publicación, aseguraron que los resultados se obtuvieron a partir del estudio Proteus, en la que 3,208 hombres respondieron a un cuestionario sobre, entre otras cosas, su vida sexual. De ellos, 1,590 fueron diagnosticados con cáncer de próstata entre septiembre de 2005 y agosto de 2009, mientras que 1,618 varones formaban el grupo de control. Los datos mostraron que, como ya se sabía, los diagnosticados de un cáncer de próstata tenían dos veces más probabilidades de tener antecedentes familiares de cáncer. Sin embargo, las investigadoras observaron que el número de parejas sexuales también afecta el desarrollo del cáncer.

Premio a la promiscuidad

Así por ejemplo, en la investigación se revela que aquellos hombres que reconocieron que nunca habían tenido relaciones sexuales, tenían casi el doble de posibilidades de ser diagnosticados con cáncer de próstata que aquellos que dijeron sí habían practicado el sexo.

Pero el dato llamativo del trabajo es que aquellos que habían mantenido relaciones sexuales con 20 mujeres o más durante su vida tenían una reducción del 28% en el riesgo de tener cáncer de próstata (de cualquier tipo), y del 19% para los más agresivos.

“Es posible que al tener muchas parejas sexuales femeninas hayan tenido una mayor frecuencia de eyaculaciones, cuyo efecto es la protección contra el cáncer de próstata que se ha observado anteriormente en algunos estudios”, explica Parent.

Sexo homosexual

Sorprendentemente, aquellos que habían mantenido relaciones sexuales con 20 hombres o más tenían un riesgo dos veces mayor de ser diagnosticados con cáncer de próstata de todo tipo en comparación con aquellos que nunca habían practicado sexo con un hombre. Y el riesgo de tener un cáncer de próstata menos agresivo se incrementa en un 500% en comparación con los que habían tenido solo una pareja masculina. Las investigadoras no saben todavía a qué factores atribuir estas diferencias entre sexo heterosexual y homosexual.

Lo cierto es que Patern, Rousseau, y Spence, especialistas en cáncer de próstata constituyen el primer equipo de investigadoras que sugieren que el número de parejas sexuales femeninas se asocia inversamente con el riesgo de desarrollar cáncer.