•  |
  •  |

Son mucho más que un calzado. Simplemente están confeccionadas para los hombres que aman destacar por su estilo desenfadado, su gusto por estar a la moda y por lucir cómodo.

Con olor a historia, las alpargatas son un tipo de zapatos cuyo uso data del siglo XIII y se atribuye su origen a España.

En los últimos tiempos, ha crecido la noción de que las alpargatas son un calzado para mujer; sin embargo, es necesario rescatar que estos zapatos ligeros, hechos de cuerda trenzada y de lona, fueron utilizados en su nacimiento por los soldados a pie del rey de Aragón (España).

Eran de uso militar

A inicios del siglo XIX, se extiende el uso de las alpargatas siempre para uso de los militares y de los sacerdotes. Asimismo, se conoce que eran propicias para los trabajos mineros.

Y es en la tercera década del siglo XIX que las alpargatas llegan a América, gracias al fenómeno de la colonización, y fue llevada a Río de la Plata para sustituir la bota de potro en los trabajos rurales. No obstante, según el sitio www.espadrillestore.com, en ese país sudamericano fue donde la alpargata empezó a ser usada por hombres y por mujeres.

Combinación

En cuanto suben las temperaturas, la sandalia se abre camino, pero al final no hay complemento que pueda competir con este zapato tradicional de confección artesanal, afirma Zalando, un sitio especializado en alpargatas masculinas. 

En la actualidad, los diversos diseños se han apoderado de la mayor parte de los estilismos masculinos: modelos de cuero, con tela de red o con detalles elásticos a ambos lados, son una tendencia. Si no sabés con qué combinarlas, Zalando recomienda que las llevés con shorts chinos, camiseta básica color blanco, chaqueta de entretiempo con capucha y un cinturón  para que demostrés un buen gusto casual.