•  |
  •  |

La famosa Mansión Playboy se ha convertido en un ícono del placer. En sus instalaciones se hospedan algunas de las más bellas mujeres del mundo y Hugh Hefner, el hombre que fundó el imperio de Playboy. Hoy te contamos qué hay dentro de ella. Crystal Harris, que se casó con el fundador del imperio Playboy en 2012; Kenny Summers, Bianca Balti y Raquel Pomplun son algunas de las diosas que dan brillo a esta casa actualmente.

La mansión se encuentra en Beverly Hills, tiene una extensión de casi 2,000 metros cuadrados y posee 22 habitaciones donde se albergan las ‘conejitas’. También cuenta con una bodega de vinos, infaltables en las fiestas que se organizan en la mansión. El castillo de las chicas Playboy posee una sala de juegos (juegos de carreras, máquinas de pinball y una máquina de discos).

La casa cuenta con bellos jardines donde se aprecian grandes árboles de pino y flores de varios colores. Hefner además creó una enorme cascada, una piscina donde todas las conejitas se bañan en pequeños trajes de baño.

Más extravagancias

Un zoológico y un aviario son otras de las extravagancias que Hefner agregó a su castillo, que es habitado por bellas “conejitas”. En el exterior del inmueble existen canchas de tenis, donde con frecuencia juegan artistas y deportistas famosos que son invitados a conocer el emblemático local. La gruta, junto al sauna, son lugares para la relajación y Hefner siempre que los visita se hace acompañar de muchas de sus conejitas que aprovechan para darle masajes y jugar con él.

Un dato curioso

La que conocemos no fue la primera Mansión Playboy. La original –una residencia de 70 habitaciones estuvo localizada en Chicago y fue comprada en 1959. Hefner dividió su tiempo entre las dos casas hasta que finalmente se mudó de manera permanente a Los Ángeles en 1974. La Mansión Playboy tiene su propio servicio de mantenimiento, cocina y lavandería --igual que un hotel-- que asiste a todos los huéspedes de la mansión.

1971 fue el año en el que Hugh Hefner compró la actual Mansión Playboy, por 1.2 millones de dólares.