•  |
  •  |

Parece que la moda del hombre que busca tener una piel tersa y un cuerpo que parece tallado por un escultor ya quedó atrás. Ahora llegaron para quedarse (al menos por un rato) los ‘lumbersexuales’. El término se usa para denominar a los caballeros que lucen un estilo “leñador”. Esta clase de chavalos visten camisas a cuadros y botas, llevan barbas tupidas y muestran poco interés por su aspecto físico, o al menos eso quieren demostrar.

Los ‘lumbersexuales’, a diferencia de los metrosexuales, prefieren disfrutar de una buena comida contundente a una ensalada de hojas verdes y pasan sus tardes (o al menos algunas de ellas) en bares o reuniones con amigos y no en gimnasios, destaca el modista Carlos Montaner, citado por la revista El Colombiano.

Pero si hubiese que elegir un elemento distintivo en este nuevo grupo de hombres, sería la barba. Tan de moda se puso tener mandíbulas cubiertas de vello tupido que ya hay clínicas que hacen este tipo de implantes. En Estados unidos, se ofrece este servicio por valores que oscilan entre los 7,000 y 8,000 dólares, según un artículo publicado por BBC Mundo.

Los ‘lumbersexuales’ no usan ropa de grandes marcas, sino que prefieren diseñadores independientes y lucen un look vintage, destaca Montaner, quien agrega que llevan gafas grandes y cuadradas y pantalones de colores que combinan con camisetas de varios estampados.

Los famosos también

Marta Zambrana, una diseñadora citada por el sitio Entremujeres.com, señala que los lumbersexuales, al igual que los hipsters, tratan de mostrarse al margen de la tendencia, independientes y cool. “La diferencia reside en que los lumbersexuales se quieren mostrar más simples y menos producidos que los hipsters. Ellos abogan por volver a contactarse con la naturaleza y exudan virilidad. Al menos en apariencia”, asegura la especialista en moda.

Hugh Jackman y Ryan Gosling son dos ejemplos de lo que representa un ‘lumbersexual’. Aunque, para personificar de modo perfecto  a este estereotipo, deberían lucir una pequeña pancita, señala Marta Zambrana.

Sí. 45 por ciento de las mujeres de Estados Unidos dice sentirse atraída por los hombres con barba.

No. Este look no es apto para la temporada de verano.

La idea es mezclar géneros y texturas que para cualquier experto en moda resultaría el horror.