•  |
  •  |

¿Estás interesado en tatuar tu cuerpo por primera vez? Hoy en H de Hombre te hacemos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta antes de inyectar la tinta a tu piel. ¡Ojo! Si no eres mayor de edad, será mejor que tengas el consentimiento de tus padres.

1 En qué zona. En qué parte de tu cuerpo hacerlo es la interrogante que asalta. Siendo así, la recomendación es debutar en partes que puedas llevar tapadas, por aquello de ir acostumbrándonos poco a poco sin que la tinta te mire a los ojos cada vez que los abras. Una vez que asumas la presencia de tu nuevo complemento, ni lo verás. Ya es parte de ti.

2 Satisfacción propia. Al hacerte un tatuaje, el límite es la imaginación: si tienes valor para pasar por la aguja, impón tu criterio estético por encima de modas.

3 El tamaño. Aquí no importa el tamaño, porque por muy pequeño que sea el tatuaje, al principio te parecerá enorme. Y por muy grande que lo escojas, una vez superado el “shock”, te parecerá pequeño. Empieza por algo que vayas a terminar, pues un tatuaje abandonado será un desastre.

4 Elección de tatuador. Sencillo, el mejor que encuentres. Sondea quién puede acomodarse mejor a lo que quieres. Aunque son versátiles, cada uno está especializado en un estilo: ‘old school’, realista, tradicional, etc. Compara trabajos y pide consejo.

5 Esto tiene un precio. Son caros, no escatimes y busca un estudio profesional en donde se tomen las medidas higiénicas pertinentes. Con respecto al precio, recuerda que los tatuajes son para toda la vida.

6 Sobriedad. No se te ocurra ingerir ningún tipo de sustancia o líquido espiritoso para coger valor, porque entonces duele más, sangra y ya es bastante fuerte la producida por los nervios.