• |
  • |
  • END

Sobran los estudios que aseguran que al comenzar un romance o casamiento, las parejas empiezan a ganar peso sin remedio. Quienes se involucran en romances apasionados suelen admitir que el amor les hizo engordar, por las cenas románticas, el tiempo de descanso junto al ser amado y la falta de energía para ejercitarse en pareja.

El amor engorda y puedes hacerlo una media de 4.5 kilos desde que te enamoras hasta que la relación se consolida, revela la última encuesta de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), las principales afectadas son las féminas.

Una de las investigaciones llevada a cabo por científicos de la Universidad de Queensland, en Australia, comprobó que los hombres aumentan 7.5 kilos luego de asumir un compromiso sentimental, mientras las mujeres lo hacen a un ritmo de 10 kilos en las mismas circunstancias. Según la nutricionista de Nutryup, Lidiane Martins, cuando eres feliz en una relación estable tu apetito aumenta. “Queremos compartir el placer, y salimos a comer, al cine, a fiestas, sin darnos cuenta de que nuestro peso va aumentando”.

Banquetes
Salir a comer en aquel restaurante delicioso, con vino y postre, o quedarse en casa viendo una película acompañada de golosinas saladas y dulces, son situaciones típicas de un comienzo de romance, pero que engordan con solo nombrarlas. “Comemos más porque la alimentación está ligada a los sentidos y a los vínculos, dos aspectos que se estimulan cuando estamos en pareja”, dice la nutricionista Lidiane Martins.

Los responsables del estudio de Seedo en España, destacan que al inicio de una relación se está muy motivado y con los años te acomodas o simplemente porque el deseo de formar una familia y los embarazos pueden hacer variar el peso. “Te enfocas en trabajar para mantener con solvencia económica a tu familia, además envejeces sin hacer ejercicios”, agrega el estudio español.

Más deporte y vida
Pero además, dependiendo del momento en el que estás sentimentalmente, haces más o menos deporte y hacerlo significa vida sana. La encuesta de Seedo revela que el 33% de sus encuestados aseguraron hacer más cuando busca pareja y el 35.8% menos cuando acaba la historia de amor. La vida social también varía: el 61.2% la hace más al buscar pareja frente al 40.3% que admite reducirla al terminar el amor.

Aunque el amor muchas veces engorda, emprender una dieta en pareja también es un buen estímulo y puede potenciar resultados positivos.

Consejos

Lidiane Martins, del grupo Nutryup, recomienda:

Para las parrilladas en casa propia o de amigos, evite los cortes de carne más grasosos, e incluya ensaladas, brochetas de pescado, pollo o vegetales.

• En las pizzerías prefiera las opciones más saludables y evite las pizzas grasosas de cuatro quesos, pepperoni, salami y los postres, sin dudas.

• Deje las cervezas, cócteles y gaseosas para ocasiones especiales, y prefiera los jugos naturales para el día a día.