•   Managua  |
  •  |
  •  |

Si eres de las personas que duerme desnudo, te contamos que un reciente estudio, realizado en Norteamérica, señala que estas personas hacen bien: dormir sin ropa es muy beneficioso para tu salud física y sexual. Lisa Shives, integrante de la Fundación Nacional del Sueño de los Estados Unidos, y Jennifer Landa, autora del libro The Sex Drive Solution for Woman, nos brindan las razones.

1 Ayuda a conciliar el sueño
Los expertos coinciden en la importancia de estar relajados y en conseguir la temperatura perfecta para conciliar un sueño profundo. Cuando nos dormimos, el cerebro envía mensajes a los vasos sanguíneos para que liberen calor, por lo que es importante no taparnos demasiado y conseguir que nuestro cuerpo esté menos caliente de lo normal, para que el cerebro pueda regular la temperatura sin problemas.

2 Disminuye tus niveles de ansiedad
Si duermes desnudo podrás conciliar con mayor facilidad el sueño profundo, lo que permite bajar tus niveles de cortisol (la llamada “Hormona del Estrés”) y así controlar tu energía y hambre. Si tu sueño es interrumpido, tus niveles de cortisol serán más altos y cuando debas despertar te levantarás con más ansias, lo que podría provocar que comas de más, entre otras cosas.

3 Relaja al cerebro
Si algo impide que podamos bajar la temperatura, el cerebro se despierta para ver qué está ocurriendo y nos cuesta más conciliar el sueño. Es decir, las clásicas noches en las que nos despertamos a cada rato pueden ser porque tenemos demasiado frío o calor.  Así, al dormir desnudos facilitamos que nuestro cuerpo se enfríe y el cerebro trabaje tranquilamente. Y así alcanzamos el sueño profundo y reparador tan bueno para nuestra salud.

4 más aire, mejor

Según Jennifer Landa, cuando dormimos desnudos mejora la salud de nuestras partes íntimas. Lo anterior, considerando que las bacterias e infecciones suelen agravarse en los ambientes “cerrados”, como aquellos tapados por los calzones y calzoncillos.

5 Es muy placentero
Dormir desnudo es, en sí, una experiencia muy satisfactoria y liberadora. En palabras de Landa, “sentir la frescura de las sábanas en tu propio cuerpo puede llegar a resultar hasta muy sexi”. En concordancia con lo anterior, Landa agrega que dormir sin ropa propicia la intimidad de las parejas, porque al unir piel con piel se aumenta la oxitocina, una hormona calificada como la “molécula afrodisíaca”.