•   Managua  |
  •  |
  •  |

Varios estudios realizados hasta ahora aseguraban que las personas casadas disfrutaban de mejor estado de salud que las solteras. No se sabía si era debido a un efecto beneficioso del matrimonio o si, en cambio, reflejaba la coincidencia de que los individuos más sanos eran más propensos a estar casados. Por ello, un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha querido indagar sobre este hecho y ha comprobado que el matrimonio tiene efectos positivos sobre la salud, especialmente visibles a partir de los 40 años.

Para los investigadores, el beneficio viene marcado por el papel que juega cada miembro de la pareja en procurar que el otro se cuide y una mayor probabilidad de tener seguro médico. Para realizar este estudio, el equipo de investigadores del Departamento de Economía e Historia Económica de la UAB, han utilizado datos estadísticos de los Estados Unidos, con muestras representativas de la población estadounidense comprendida en edades de 20 a 64 años.

Salud a mayor edad

La diferencia de salud entre casados y solteros se reduce en edades más jóvenes, de entre 20 y 39 años, y por lo tanto, según los responsables del estudio, indiciaría que no hay un efecto del matrimonio sobre la salud en esta franja.

En cambio, en los individuos mayores, la diferencia de salud es de 6 puntos porcentuales. Los investigadores concluyen que el matrimonio es beneficioso para la salud, pero en el rango de entre los 40 y los 50 años.

Los autores del estudio además señalan que la salud mental de las parejas casadas de entre 40 y 50 años, supera en un 50 por ciento, al de las personas solteras en el mismo rango de edad.

La razón que argumentan los investigadores, es que los solteros se sienten inseguros, temen no encontrar una pareja y envejecer solos.

Además, por ejemplo, los fumadores casados tienen más probabilidades de dejar de fumar. Por tanto, los investigadores concluyen que el papel que juega cada miembro de la pareja en procurar que el otro se cuide es beneficioso para la salud.