•   Managua  |
  •  |
  •  |

De acuerdo a un estudio de la Universidad Swansea, en el Reino Unido y publicado esta semana en diversas revistas sobre sexualidad, el sexo es uno de los pilares básicos en una relación amorosa, ya que además de proporcionar placer al cumplir fantasías sexuales, establece compromisos y vínculos afectivos.

La vida erótica es fundamental para un sano desarrollo emocional de los individuos, destaca la investigación, que además señala 7 consejos para crear una noche de placer inolvidable.

1. Crea un ambiente sensual para cumplir tus fantasías, puedes colocar espejos estratégicos en la habitación, usar esencias, disfraces, etc. Piensa en todo aquello que les llena de placer.

2. Para ir calentando motores, envíale mensajes subidos de tono donde le describas detalladamente la sensual noche que van a tener, así como lo que te gustaría hacerle o que te hiciera.

3. Utilicen su creatividad y dibujen en un plano los lugares donde han hecho el amor, de esta forma les será más divertido encontrar nuevos escenarios para sus sesiones de sexo.

4. Para ponerle ritmo a la noche, prepara un playlist que eleve su pasión, puedes elegir desde sus canciones de amor hasta una canción muy sexy para hacerle un baile erótico.

5. Hazte un tatuaje temporal y deja que lo busque mientras te desnuda suavemente. Ojo, la tinta atrae a las mujeres.

6. El básico para una cita sexual es la lencería, pídele a tu pareja que use su prenda favorita o que pruebe nuevas tendencias, lo importante es que se sientan seguros y sexys.

7. Dale un regalo como ropa interior, chocolates o un juguete sexual, seguro ambos lo disfrutarán mucho.

No dejes que tu relación caiga en la monotonía, siempre sean espontáneos y creativos para sorprenderse como pareja. El sexo es un fuerte vínculo de complicidad y cariño en una relación, dos buenas razones para cultivarlo todos los días.

Sí. Incluye una botella de vino rojo en tu noche erótica.

No. Incluyas carnes en la cena, puede ser contraproducente para tu organismo.

 

 

Destacado

Las parejas que no utilizan el erotismo están condenadas a llevar una vida sexual monótona.