•   Managua  |
  •  |
  •  |

Si a veces sientes que los fines de semana lejos de descansar te producen mayor desgaste físico, debes replantearte los hábitos que tienes y dar un giro de 360 grados para llevar una mejor calidad de vida. Si eres de los hombres que utilizan este tiempo para ir de fiestas y trasnochar, te contamos que tu salud de apoco irá mermando. Aquí los consejos de la nutricionista Jesica Sánchez y el preparador físico Manel Martínez para gozar de un fin de semana saludable.

Ponte en contacto con la naturaleza.
Es mucho más importante de lo que crees y la manera más barata de recargar la pila. Sal de la gran ciudad, busca un punto verde cerca y haz contacto con la tierra. Recuerda si te vas muy lejos, regresarás cansado el domingo.

Duerme lo suficiente.
No te sientas como que has perdido el tiempo si de pronto te encuentras con que despertaste al medio día. La mayoría de las personas estamos acostumbradas a tener horario para todo y no escuchar lo que de verdad nos dice el cuerpo. Si necesitas dormir ¡hazlo!

Haz ejercicio.
Los sábados y domingos son los días ideales para compensar el poco tiempo que tuviste en la semana para ejercitarte. Es bueno, saludable, además, te creas una rutina, generas endorfinas que te harán sentir relajado y feliz.

Adiós, celular
Es bueno que te olvides un poco de tu celular, que no te sientas atado. Cuando dejes de mirar tu pantalla, descubrirás con otros ojos la misma ciudad que recorres cada día.

Libro y película.
Es el plan, si te sientes demasiado cansado como para salir y festejar. Quédate tranquilo en casa, con tus cosas, en tu sofá cómodamente tumbado, con ropa sport y un buen café. Hay muchos placeres, pero pocos comparables con este, más si lo disfrutas con tu pareja.

Comparte con tu familia y amigos.
Puede parecer obvio, pero seguro que hace mucho tiempo no te tomas un café tranquilo con tu esposa o vas a casa de tus papás y conversas con ellos. El día a día absorbe de tal manera, que se descuidan las relaciones amorosas, familiares y amistosas. Es importante que aproveches ese tiempo libre que tienes para dedicarlo a cultivar tu entorno.

Come con calma
Durante la semana, comemos mucho más rápido de lo que realmente creemos, nos olvidamos de saborear, de degustar y apreciar los matices. Aprovecha que tienes tiempo para sentarte en un buen lugar, tomarte tu tiempo y repasar bien el menú antes de elegir eso que de verdad te apetece comer. Sin prisas, con calma.