•  |
  •  |

Es una pregunta típica en las parejas de hoy. Cuando uno pasa mucho tiempo en Internet, el otro sospecha y aparecen las actitudes detectivescas. ¿Qué hacer? A través de todas las posibilidades que hoy ofrece la Web, muchas personas establecen nexos y relaciones muy íntimas. Así, empiezan a circular secretos, fantasías, idealizaciones, entusiasmo, negación, racionalización y frustraciones que muchas veces resultan devastadoras para otras relaciones reales mantenidas al mismo tiempo.

Jugar a los detectives
“Cuando la pareja quiere saber ¿qué hace su pareja tantas horas seguidas en Internet?, comienza a sospechar cada día más y a sentirse amenazado”, destaca Diana Resnicoff, psicóloga clínica y sexóloga clínica, quien además apunta que  “entonces empieza a revisar como verdadero detective la computadora del supuesto cónyuge infiel llegando muchas veces a sentirse devastados y traicionados”.

Según la especialista cuando el cónyuge descubre al ciber amigo, “ese otro virtual ha dejado de ser virtual (aún cuando no hayan existido encuentros reales), aunque también es cierto que a muchos les resulta irresistible encontrarse con el amigo virtual en persona.

“Si conoces a esa amiga y los encuentros se vuelven frecuentes estás muy cerca de ser infiel. Yo creo, que cuando la mayoría de tu tiempo lo ocupa esa persona detrás de la pantalla, se puede decir que es una infidelidad”, finalizó la especialista.