•  |
  •  |
  • END

El erotismo se disfruta en todas las etapas de la vida, pero hay un momento que se define como el de mayor plenitud sexual. Tanto para hombres como mujeres llega en diferentes etapas de la vida. Aquí los detalles:

¿Hay una edad para el placer?
“El disfrutar del sexo no tiene edad”, asegura el doctor Walter Ghedin, psicólogo y psiquiatra. “Si las etapas juveniles poseen la energía corporal y el deseo siempre encendido, los adultos maduros cuentan con más experiencia y recursos amatorios para obtener beneficios”.

Por su parte, la licenciada Diana Resnicoff, psicóloga clínica y sexóloga, opina que el sexo siempre es interesante. “A los 20 o a los 40, con la pareja de años o con el amante de una noche, hay buenas razones para que la libido haga estallar cualquier termómetro sexual, ya sea en la cama, en la cocina, en un auto incómodo o a oscuras”, enumera.

Los 20, pasión sin límites
“Las etapas juveniles poseen la energía corporal y el deseo siempre encendido. Sin embargo, la ansiedad puede ser un factor que entorpezca la vida erótica de los que comienzan, ya sea por el imperativo de ‘tener que cumplir’, por pudor o por desconocimiento de las posibilidades corporales y sensoriales”, explica Ghedin. Es la etapa que más disfrutan los hombres.

En los 30, se transcurre entre quejas y ansiedades esta franja etaria se ve perjudicada por la ansiedad, sobre todo en aquellos que quieren consolidar un proyecto de pareja. “Las mujeres se quejan de la falta de compromiso de los hombres, mientras que ellos se quejan de las demandas femeninas”, grafica Ghedin.

“Si los hombres disfrutaban más a los 20, para las mujeres después de los 40 es posible vivir el sexo con plenitud, valiéndose de la experiencia. En esta etapa las mujeres están más duchas en pedir lo que les gusta y guían a los hombres para obtener mayor placer”, detalla Ghedin.