•  |
  •  |

Con las altas temperaturas y la prolongación del verano siempre es bueno saber cómo hidratarse correctamente. Habrá días en que la playa será la solución preferida para soportar las altas temperaturas. Pero cuidado, porque la hidratación de tu cuerpo es básica para poder disfrutar de todo lo demás.

Al realizar ejercicio y sudar, se sufre riesgo de deshidratación. Por eso es tan necesario beber agua, incluso si la sensación de sed no aparece. La hidratación y la temperatura corporal son dos puntos fundamentales a controlar durante la práctica de ejercicio y que se previenen con la ingesta de agua en tres momentos fundamentales: antes de hacer ejercicio, durante y después.

Sin beber agua no podríamos sobrevivir más de cinco días, señalan diferentes estudios. Al respecto la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) , recomienda tomar 2 litros de agua al día para mantener un buen estado físico y mental, evitar la deshidratación y cubrir las necesidades diarias de nuestro organismo de calcio, magnesio y flúor.

Las bondades del agua
Beber agua mineral natural es beneficioso para la salud y para el buen funcionamiento de las funciones vitales, señala la EFSA, en un artículo publicado por la revista para caballeros Men’s Health de España.

La EFSA, también destaca en el artículo, las bondades de hidratarse correctamente entre las que se señala: evita deshidrataciones y el riesgo de alteraciones en la función cognitiva. Otra bondad del agua es que previene las enfermedades crónicas derivadas de deshidrataciones leves como urolitiasis, estreñimiento, asma, hiperglicemia, infecciones del tracto urinario, hipertensión, enfermedad coronaria fatal, infartos, etc.

Tomar agua en las cantidades adecuadas ayuda a que el funcionamiento de los riñones aumente, disminuyendo la aparición de cálculos renales e infecciones urinarias, además de limpiar mejor la sangre y eliminar toxinas con mayor facilidad, concluye la EFSA.