•  |
  •  |
  • END

En el terreno de la satisfacción sexual no solo el tamaño del pene importa, sino también la habilidad o desempeño; sin embargo, también hay una característica masculina que se debe tomar en cuenta y que no es tan atendida: la forma del miembro. Gordon Gallup, psicólogo evolutivo de la Universidad Estatal de Nueva York, realizó una lista con las posiciones que más placer causan en la mujer, dependiendo de la forma del pene de su pareja.

Posiciones ideales para cada forma

Pene lápiz: Es más fino en la punta que en el resto. Este tipo de pene es perfecto para practicar el sexo anal, ya que la introducción de la punta es mucho más fácil, lo que ayuda a la penetración.

Pene curvo: Se trata de uno de los tipos de pene más habituales y más comunes, el cual, dependiendo de su curvatura, tiene la capacidad de estimular el punto G, por lo que las posiciones más recomendadas son el misionero, el perrito y la profunda.

Pene seta: Debe su nombre a que el glande es mucho más ancho que el resto del pene. Entre las posiciones favorables están el misionero o el molde. No es tan recomendable en el sexo anal, no obstante, es un tipo de pene que gusta a muchas mujeres en el sexo oral.

Pene plátano: El glande y la base son del mismo ancho, sin embargo el tronco del pene se hace más grueso, por lo que su forma es placentera para ellas durante la penetración. Sirve para experimentar todas las posturas sin problema alguno.

Pene cono: Tiene forma de pirámide, ancho en la base que se estrecha progresivamente hasta llegar al glande. Es muy adecuado para la penetración porque ayuda a una dilatación progresiva durante posiciones como la profunda, la catapulta o el perrito.