•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin duda la autocomplacencia es un tema que aún en el siglo XXI se ve con malos ojos por sectores radicalistas de la sociedad.
Es un hecho que la mayoría de los hombres y mujeres,  con parejas o sin parejas, se masturban de vez en cuando, según expone la sexóloga nicaragüense Reyna Bravo, en su blog especializado.

Bravo es Creadora y Directora del Instituto Nicaragüense en Sexología (Insex),  y al abordar el tema de la masturbación femenina manifiesta que “las mujeres tienden a masturbarse más después de los 20 años, ya que hay un aumento en la respuesta erótica”.

Normal
La concepción machista puede llevar a que muchos hombres vean con preocupación el hecho de que su pareja recurra a esta práctica, porque la tendencia es a pensar que no está satisfecha con su desempeño en la cama.

Sin embargo, es importante resaltar que la especialista expone que “se sabe que la masturbación es absolutamente normal y forma parte del repertorio sexual. Las personas que tienen más actividad sexual con su pareja se estimulan con mayor frecuencia”.

Beneficios para las mujeres y los hombres
Por otro lado, la experta en el tema cita un estudio de Women´s Health  gracias al cual descubrieron que las mujeres casadas, acompañadas y/o en una relación estable se masturban hasta llegar al orgasmo, quienes tienen mayor satisfacción sexual individual y con la pareja, a diferencia de quienes  no lo hacen.

Por lo tanto, viéndolo desde ese punto de vista la masturbación femenina no solo le favorece a ella, sino también  como pareja.

La sexóloga expone que las mujeres disfrutan técnicas de estimulación diversas. Por lo general, la mano hace movimientos circulares hacia adelante y hacia atrás;  arriba y hacia abajo haciendo presión en la zona del pubis y el clítoris hasta alcanzar el orgasmo.

Las personas que tienen más actividad sexual con su pareja se estimulan con mayor frecuencia.

Al recurrir a esta práctica tu pareja aprende a conocer dónde encontrar mayor placer y de esta manera podrá guiarte cuando estén juntos.

Otro de los grandes efectos que ella experimenta como respuesta sexual al masturbarse es que  libera tensión y estrés.

“La hormona oxitocina es secretada al tener un orgasmo. Esta hormona tiene, entre otras funciones, la capacidad de regular el sueño. Notarás cómo dormirá mejor y tendrá un descanso reparador”, señala Bravo.
Si tu pareja está descansada también estará de mejor humor y con mayor disponibilidad para sostener relaciones sexuales, algo que va en beneficio de ambos.
“La práctica llevará a la perfección para que ella aprenda a controlar los músculos de su pared vaginal, así como la respiración y la respuesta orgásmica. Mientras más control, confianza y conocimiento de sus genitales tenga serás más capaz de tener orgasmos tanto solo como con su pareja”, concluyó Bravo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus