•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diciembre va más allá de ser el mes en el que las luces de colores inundan nuestro entorno. Por ser el último del año, este mes  lo hemos convertido en la meca de los festejos.

Más allá del sentimiento religioso que se supone es la columna vertebral de la celebración de la Navidad y de la nostalgia por el año que se va y de la euforia por el que llega, nos encontramos que festejar es el motor primordial tanto el 24 como el 31 de diciembre.

Y claro que está bien celebrar y compartir con nuestros amigos y familiares, sin embargo, es importante que no perdamos de vista que los excesos jamás serán productivos para nuestra vida.

Si sos un hombre que lleva una vida saludable debés prestar atención a las tentaciones que te pueden sacar de ese estado en estos días, si no los sos pero querés serlo también tenés que ver estas recomendaciones que Farah Eslaquit, experta en nutrición Fitness nos comparte.

¿El alcohol engorda?

Antes de entrar en materia, te compartimos una información básica acerca de cómo debés consumir las bebidas alcohólicas. Si en tu cabeza está dando vuelta la pregunta del subtítulo la respuesta es sí, el alcohol engorda. Según el sitiowww.vitonica.com, debemos tener en cuenta que las bebidas alcohólicas contienen altas cantidades de calorías vacías, es decir, aportan un alto nivel calórico sin darnos ningún otro tipo de nutriente que pueda ser beneficioso para el organismo.

“Cerca de un 70% de la composición del alcohol es caloría. Estos valores son los que las bebidas suelen tener por sí solas, pero cuando las mezclamos con refrescos u otro tipo de complementos este aporte calórico aumenta aún más, acentuando de esta manera el efecto que su ingesta tendrá sobre nuestro peso.

Aunque esto varía mucho si se trata de un tipo de bebida u otro”, explican en el mismo sitio.

No tratamos de decirte que no tomés en estas fiestas, sino que no lo hagás desmedidamente porque alterará tu metabolismo, ya que “ el alcohol tiene un efecto directo en el metabolismo de las grasas. Nuestro organismo metaboliza el alcohol en el hígado, donde se convierte en una sustancia llamada acetato. Es por esto que cuando ingerimos alcohol los niveles de acetato aumentan y nuestro cuerpo quema el acetato producido por el alcohol para obtener energía en vez de las grasas que tenemos acumuladas en el cuerpo, por lo que además de añadir calorías impide la quema de las grasas existentes”.

1 Ensalada

Comer va a ser inevitable en cada reunión, sin embargo, tenés que hacerlo con astucia, debido a que no podés dejarte dominar por el hambre. Según Eslaquit, el secreto está en que antes de cada reunión social, comás en tu casa suficiente ensalada hasta saciarte, con una opción de proteína.

2 Agua

Tomar agua es  uno de los principios básicos para esta especialista en nutrición, porque asegura que muchas veces, al estar deshidratados, confundimos la sed con hambre. “Siempre llevá tu botella de agua y que esa sea la bebida que acompañe tus comidas”, enfatizó.

3 Ejercicios

Si bien vas a tener el tiempo bastante comprometido, la instructora fitness aconseja que garanticés al menos 30 minutos de ejercicios en el día. Esto te permitirá quemar las calorías extras que podás obtener en esas cenas y cocteles que seguro tendrás.

4 Alcohol

Si bien ya te dijimos que el alcohol engorda, Eslaquit te aconseja al tomar optés por las opciones más ligeras,  “ya sea vino tinto o blanco, sidra, champagne, cerveza. Claro, no todo junto, ni más de 2 porciones”.