•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pesar de que los matrimonios actuales ya no son por conveniencia o por seguir estrictas normas sociales, se supone que son por amor y por querer estar junto a la persona que se ama para hacer una vida en común, las infidelidades siguen existiendo. Para ello, la terapeuta sexual Esther Perel, en una entrevista concedida al sitio web "Soy Carmín", brinda algunas posibles razones sobre el por qué una pareja feliz puede ser infiel. 

¿Qué es la infidelidad? 

La experta comenta que hoy en día no existe un concepto claro de infidelidad, y esto puede ocurrir al ver pornografía por internet, utilizar aplicaciones de citas en secreto o tener un contacto online. 

La monogamia es distinta

Esta práctica sexual surgió para reprimir a la mujer y asegurar la herencia de los hijos. Hoy en día significa exclusividad: las parejas no se sientan a tener la conversación necesaria para establecer los límites en cuanto a este tema debido a los tabúes sociales. 

La tecnología 

Ser infiel con tanto adelanto tecnológico se facilita. Un mensaje, un “te amo”, un sticker dicho a un desconocido en ocasiones es más fuerte y valioso que uno en la vida real. Algunas personas infieles quieren romper con las ataduras que les impone la sociedad y la familia. Querer vivir al máximo la sexualidad después de casado, así como buscarse a sí mismos puede llevar a algunas personas a ser infieles. 

Querer sentirse vivo

La monogamia puede llegar a ser agobiante y aburrida, por lo que ser infiel y salir sin raspones mantiene a las personas alertas y vivas.

La recomendación de la experta para evitar la infidelidad es conocernos tanto individualmente como al otro para que nunca falte la emoción en el matrimonio.