•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ir por una pastilla puede no ser la respuesta a todos tus problemas en la cama: investigadores del Reino Unido encontraron que hombres que consumieron ciertos medicamentos para tratar su problema de disfunción eréctil (DE) siguieron reportando problemas con su vida sexual.

Aunque el 80% de los hombres de más de 50 años que usaron inhibidores de la PDE5 (medicamentos que incluyen Viagra, Cialis y Levitra) indicaron que el tratamiento tuvo un efecto positivo o muy positivo al “entrar en acción”, siguieron experimentando algunos problemas.

En el estudio, estos hombres reportaron mayor dificultad para alcanzar el orgasmo y mayor preocupación con su actividad sexual y sus relaciones, que los hombres sin DE.

El doctor David Lee, autor del estudio, asegura que los inhibidores de la PDE5 son efectivos para ayudar a mantener una erección suficientemente buena para la actividad sexual. Sin embargo, la percepción que la mayoría de los hombres tiene sobre su vida sexual depende de algo más que una buena erección, agrega Lee.

Algunos problemas, reportados por los hombres del estudio (por ejemplo, menos erecciones matutinas), puede que tengan que ver con el hecho de que los medicamentos solo son efectivos por un corto tiempo luego de consumirlos, explica Lee. Asimismo, las pastillas pueden disminuir la espontaneidad sexual, lo que afecta la satisfacción.