•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las vitaminas del grupo B son esenciales a la hora de conseguir un estado adecuado del organismo. Sobre todo, este tipo de vitaminas tienen mucha importancia a la hora de mantener un metabolismo activo y obtener mejor y más rápido energía. Pero en casos elevados de carencia de estas vitaminas podemos llegar a padecer problemas serios en tejidos, mucosas, depresión. Por ello es importante que las conozcamos a la perfección.

B1 y B2

Una de las más conocidas es la Riboflavina o vitamina B2, encargada de mantener el funcionamiento del sistema inmunológico del organismo. Esta vitamina la podemos encontrar principalmente en alimentos como los huevos, lácteos, frutos secos o carnes. La vitamina B1 o Tiamina la encontramos en cambio en alimentos como legumbres, guisantes, frutos secos o huevos entre otros. Esta se encarga de que el sistema nervioso funcione correctamente, así como es una ayuda en la producción de ADN.

B3 y B5

En tercer lugar nos vamos a detener en la B3 o Niacina. Esta vitamina se encarga de producir los alimentos en energía que aprovechará el organismo. Se encuentra principalmente en pescados, huevos, carnes y vegetales ricos en almidón como la patata o el arroz. La vitamina B5 o ácido pantoténico se encarga de que el metabolismo queme más grasas e hidratos de carbono. Los alimentos que nos la aportarán son las verduras, el aguacate, los huevos, el pollo, las setas o los lácteos.

B6, B7 y B8

La vitamina B6 es fundamental a la hora de aumentar el tamaño muscular y la correcta producción de glóbulos rojos. La podemos encontrar en alimentos como el pollo, el pescado, los cereales, las naranjas… Por otro lado está la Biotina, conocida también como vitamina B7 y B8. Esta sustancia convierte las proteínas, los carbohidratos y las grasas en energía que el organismo utilizará.