•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al momento de estar en la cama con tu pareja, muchas emociones brotan y a veces cuando se llega al clímax, decimos a todo pulmón el nombre de una ex.

¡Ups! Resulta que esa persona está en la lista negra de tu novia y pasas de 100 a 0 en un instante. La furia se desata y si bien se va, tardará días enteros en perdonarte (de volver la habitación mejor no hablamos).

La buena noticia es que esto es algo natural y perfectamente normal. Se trata de que los circuitos de tu cerebro reconocen sensaciones familiares, así que automáticamente hacen que recuerdes a esa persona, asegura el Dr. Jim Pfaus, profesor de comportamiento y sicología de la Concordia University.

Se supone que cuando estás en el momento, una mezcla de cosas pasan por tu mente y es normal que traigan memorias de tus exparejas. Algo similar a lo que sucede cuando percibes un olor y eso dispara una serie de imágenes en tu cabeza que no sabías que estaban ahí, o que no podías acceder a ellas con otros estímulos.

Así que la próxima vez piensa dos veces antes de decir lo primero que se te venga a la mente, ya que podría ser un nombre que ella no quiere escuchar.