•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El futbol siempre sirve para estar en mejor estado físico, pero hay un campeonato que premia los kilos de peso bajados igual o más que los goles anotados. Se trata de "Man v Fat Football", una competición que está causando furor en el Reino Unido.

Durante 14 semanas, más de 1,500 hombres participan en el peculiar campeonato fundando a principios de 2016 y que crece a paso acelerado. El objetivo principal no es ganar, sino ayudar a numerosos hombres a bajar de peso. Aunque en este caso, una cosa lleva a la otra. Dreamstime/ END

Antes de uno de los encuentros en Colchester, unas dos horas en auto al noreste de Londres, la entrenadora Christa Osman coloca una cinta alrededor de un hombre robusto. "Dave Jones, 14 centímetros menos de cintura que hace tres meses", señala satisfecha. El jugador ya puede salir a la cancha.

Lea: El hombre más obeso del mundo inicia tratamiento para bajar de peso en México

A su alrededor, otros nueve hombres, vestidos con pantalones cortos, esperan su turno en la balanza antes de salir a disputar el encuentro.

Mientras Dave Jones celebra su éxito, sus compañeros se quitan los botines y discuten sobre cómo evitar los ataques de hambre por las noches. "Un yogur o un requesón ayudan a irte lleno a la cama", sugiere un joven.

Durante el campeonato, cuya inscripción cuesta en torno a las 90 libras (unos 110 dólares o 100 euros), los jugadores reciben consejos de alimentación por parte de especialistas. Mientras tanto, compiten cada semana en equipos de diez futbolistas. 

Cada partido dura 30 minutos y el resultado se define por una combinación de los goles anotados y los kilos bajados. La dieta, por lo tanto, se vuelve también una tarea de equipo.

El certamen se ha expandido ya por todo el Reino Unido para satisfacción de su creador, Andrew Shanahan, quien cree que muchos hombres necesitaban un espacio así.  

"Normalmente los hombres no hablan sobre sus problemas de peso", indica Shanahan, quien dice haber sufrido él mismo durante largo tiempo el sobrepeso sin encontrar un entorno adecuado para solucionar su problema. 

"La mayoría de los programas para bajar de peso ponen su foco en las mujeres. Explican cómo colocarse el vestido o poder tener una buena figura para la playa. No me sentía identificado", señala.

Lograr completar los 30 minutos de juego, sin embargo, no siempre es una tarea sencilla para los participantes. "El primer partido apenas pude correr tres minutos", afirma Chris Deslandes, quien comenzó el torneo con 136 kilos en agosto y logró reducir ya 18.

"Decidí inscribirme después de ir al médico. Mis valores eran desastrosos, tenía que hacer un cambio", explica el jugador de 30 años mientras estira en el campo de juego. Esta vez confía en lograr completar la media hora sin problemas.

También: La disciplina, receta para bajar de peso