• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Hacer una fuerza indebida, aguantar mucho las ganas de ir al baño, las infecciones urinarias, los embarazos, el exceso de ejercicios de alto impacto y usar ropa muy apretada pueden generar incontinencia urinaria, es decir, la pérdida involuntaria de orina.

El galeno Luis Enrique Rojas Román, especialista en urología, explica que esta es una enfermedad de la que no se habla mucho y de la cual suele pensarse que es un problema que solo debería preocuparle a aquellos que se acercan a la tercera edad, sin embargo, puede presentarse en cualquier etapa de la vida. " La incidencia aumenta con la edad, pero es muy frecuente en mujeres jóvenes", insiste. Rojas también aclara que este problema no se relaciona con la virilidad, "aunque los varones tienen doble esfínter urinario".

¿A quiénes afecta?

De acuerdo con el más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud, OMS, más de 200 millones de personas en el mundo sufren este padecimiento, en su mayoría mujeres mayores de 40 años, que cada día va más en aumento.

Las estadísticas señalan que, a nivel mundial, la incontinencia urinaria afecta a 2 de cada 5 mujeres mayores de 35 años y en los hombres varía dependiendo de la severidad, por ejemplo algún problema relacionado con la próstata desencadenando problemas de orina.

¿Se puede controlar?

Rojas dice que si existe una causa anatómica establecida es difícil, "lo mismo en las afecciones neurológicas, solo en los casos asociados a trastorno psicológicos con terapia se puede".

Una de las recomendaciones fundamentales de este expertos es no callar la situación por vergüenza, ya que hay muchas opciones terapéuticas que se pueden usar como: "protectores íntimos en los periodos de mayor crisis. Restringir el consumo de irritantes vesicales como: café, licor, condimentos y bebidas sintéticas, entre ellas: refrescos instantáneos y chocolates. Es necesario buscar ayuda profesional del urólogo.

También no aguantar por tiempos prolongados el deseo de orinar", mencionó.

Tratamientos

Un artículo publicado en el diario El País, de España, el urólogo Joaquín García, dice que es necesario primero un diagnóstico y, para tratar la incontinencia leve se recomienda utilizar terapias de rehabilitación de los músculos del piso pélvico.

Otra opción es hacer tratamiento con medicamentos. En algunos casos se puede tratar la incontinencia urinaria cuando es tipo 2 o moderada, y que afecta la calidad de vida, con medicamentos que disminuyen las contracciones anormales que la vejiga puede tener, reduciendo la pérdida involuntaria de orina.

Por otro lado, está el procedimiento quirúrgico que es realizado en pacientes con incontinencia urinaria de esfuerzo de moderada a severa.

Tipos

Hay muchos tipos de incontinencia, entre ellos: de esfuerzo, mixta, goteo tras la micción, por rebosamiento, funcional y problemas neurológicos vesicales.