•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La calvicie es una condición bastante común, sobre todo en los hombres, y su nombre científico es alopecia. Las causas de la caída del cabello son generalmente hormonales, aunque también hay un patrón hereditario, entre otras causas. 

Karla Ulloa, dermatóloga del hospital Bautista, dice que este problema se le atribuye normalmente a las personas mayores de 50 años; sin embargo, existen varios tipos de alopecia que afectan a los más jóvenes. La galena indica que cada persona tiene alrededor de 100,000 y 200,000 hebras de pelo en su cabello, y que la pérdida diaria va de 80 a 100. Si esta supera la cantidad normal, ya se puede hablar de un problema de calvicie. 

Antes de conocer los tipos de alopecia, es importante saber que el cabello tiene tres fases en cuanto a su crecimiento: anágena, fase de crecimiento rápido; la catágena, que es de reposo, y la telógena, que es de caída.

Las más comunes

La alopecia androgénica es responsable del 95% de los casos y puede presentarse después de los 30 años de edad. Es más común en hombres que en mujeres. “Dentro de las causas hay factores genéticos, tiene un factor de herencia, pero también  está el factor hormonal que se refiere básicamente a la influencia de los andrógenos, hormonas masculinas, que actúan directamente a nivel de los folículos pilosos, es decir que adelgaza la hebra y provoca  la caída del pelo”, explica Ulloa. 

Disimula la calvicie sin peluca

Otro tipo es la areata, que se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de parches redondos en una o varias partes del cuero cabelludo. “Esta alopecia es de origen autoinmune, el propio cuerpo ataca los folículos pilosos  y provoca la caída del cabello; también influye el estado psicológico, pues si un paciente tiene estrés o ansiedad puede el cabello caerse de esa manera, pero en ese caso con tratamiento el pelo sí se recupera de tres a seis meses”, menciona.  

Este caso tiene un desarrollo difícilmente predecible. En ocasiones, el cabello vuelve a crecer al cabo de algunas semanas, mientras que en otros la enfermedad progresa y se produce una pérdida total del pelo en el cuero cabelludo y en el cuerpo. Puede afectar a hombres, mujeres y niños. Ulloa mencionó que aparte de la androgenética y areata, están la difusa, cicatricial, traumática, entre otras. 

¿Cómo darnos cuenta?

La doctora señala que la alopecia no pica ni duele. “En el caso del hombre, lo que notará es un retraso en la progresión de la línea de implantación del pelo en la parte de adelante, mientras que en la mujer (la alopecia androgénica) afecta el centro de la cabeza y no existe manera de prevenirlo”, añade. 

Ulloa dice que hay tratamientos para este caso que son medicamentos vasodilatadores, “como el minoxidil, que tiene que estar indicado por el médico, así como la finasterida, que actúa directamente a nivel de los andrógenos y es para controlar o  bloquear las hormonas. Existen otros a base de aguja o microaguja que se inyectan algunos medicamentos  en el cuero cabelludo para  provocar un poco el engrosamiento del pelo y el trasplante”. 

Es necesario aclarar que el tratamiento es transitorio, pues durante el tiempo que se está utilizando el paciente observará una mejoría, como “repoblación y engrosamiento de pelo, pero si lo deja de usar puede pasar igual dos meses y luego se vuelve a caer”, resalta. 

6 trucos contra la calvicie

Otras causas

La dermatóloga menciona que pueden provocar la caída también las infecciones cutáneas, que pueden ser  por virus, bacterias, hongos y algunos medicamentos. 

“Le agregamos también el déficit nutricional, personas que están con tratamiento para el cáncer o enfermedades dermatológicas. Para diagnosticar hay que hacer una buena historia clínica, examen físico y a veces tipos de biopsia para saber cuál es la causa de la alopecia”, finalizó la galena del hospital Bautista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus