•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Texas A&M (EE. UU.) sugiere que puede haber una manera sencilla de ayudar a reducir el riesgo de cáncer de hígado y extender nuestra vida útil: consumir queso curado, así como champiñones, soja, maíz y otros alimentos ricos en un compuesto llamado espermidina.

Los expertos, mediante un experimento con ratones, descubrieron que los roedores alimentados con un suplemento oral de espermidina tenían menos probabilidades de desarrollar fibrosis hepática y carcinoma hepatocelular (la forma más común de cáncer de hígado), en comparación con los roedores que no recibieron este suplemento. Por si esto fuera poco, la espermidina aumentó la esperanza de vida de los ratones hasta en un 25%.

Investigaciones anteriores habían sugerido que la espermidina dietética podía tener beneficios para la salud. Así, un estudio publicado en Nature Medicine en 2016, expuso que tomar suplementos orales de espermidina fue asociado a una mejor salud del corazón y a una mayor longevidad en ratones, mientras que otro estudio más reciente vinculó el compuesto a una presión arterial más reducida.

En el presente estudio, los científicos quisieron averiguar si la espermidina podría tener propiedades anticancerígenas. Para ello, administraron un suplemento de espermidina oral a ratones predispuestos a desarrollar fibrosis hepática, que puede conducir a un cáncer de hígado. Los resultados evidenciaron que los ratones no solo eran menos propensos a desarrollar fibrosis hepática sino que vivieron mucho más tiempo, en comparación con los roedores del grupo de control. Los ratones tomaron el suplemento durante toda la vida.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus