•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El resfriado aumenta la posibilidad de tener un ataque al corazón, afirma una investigación. En un estudio publicado en Journal of Internal Medicine, los investigadores analizaron la información pasada y reciente de las infecciones respiratorias de 578 pacientes, hospitalizados por un ataque al corazón. Diecisiete por ciento de ellos reportaron síntomas de infección respiratoria dentro de los siete días previos al ataque al corazón, y 21 por ciento, un mes antes.

Descubrieron que los síntomas respiratorios leves -por ejemplo, el resfriado común- aumentaban las posibilidades de tener un ataque al corazón casi 14 veces, durante los siguientes siete días. Problemas respiratorios más graves, como la gripe, la bronquitis y la neumonía, aumentaron el riesgo de ataque al corazón en 17 veces.

“Los datos mostraron que el aumento del riesgo de un ataque al corazón no es necesariamente solo en el comienzo de los síntomas respiratorios, los cuales alcanzan un pico en los primeros siete días y gradualmente se reducen; sin embargo, el riesgo se mantiene elevado durante un mes», dijo el médico Geoffrey Tofler, en un comunicado de prensa que publica la revista especializada Men´s Health.

Es posible que las infecciones respiratorias puedan aumentar la coagulación en la sangre y la inflamación, ambos potencialmente dañinos para los vasos sanguíneos (lo que puede provocar un ataque al corazón), creen. Aun así, antes de que te asustes, date cuenta de que el riesgo absoluto de que cualquier resfriado desencadene un ataque al corazón -especialmente en un individuo sano sin factores de riesgo importantes- sigue siendo bajo, explicó.

Sin embargo, es importante reconocer que sí puede aumentar el riesgo, por lo que es importante mantenerse atento a los síntomas de ataque al corazón y buscar atención médica rápida si cree que está experimentando uno.