•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para evitar esa penosa escena de no querer levantar tus brazos porque tenés sudadas las axilas, te damos algunas recomendaciones que te ayudarán a eliminar este problema. 

Depilación de axilas

Si sos propenso a una sudoración profusa, quizás te convenga eliminar el vello de las axilas. Cierto es que donde hay pelo hay alegría, para también lo es que donde hay pelo hay mayor temperatura, lo que provocará que sudés más. Además, teniendo en cuenta la composición del sudor (más del 90% es agua y el resto minerales) y aplicando la lógica, sabemos que el líquido se evaporará y lo que quedará retenido en el pelo son la bacterias, que son las que generan el mal olor.

Antitranspirantes

En este punto deberíamos diferenciar entre desodorantes y antitranspirantes. Los primeros controlan la población de bacterias, esto es, el olor del sudor. Los segundos reducen la cantidad de sudor secretado al exterior gracias a compuestos de aluminio o zinc. En ningún caso se elimina de forma completa ni el olor ni la secreción (si se obstruyeran estas glándulas por completo, podríamos morir de un golpe de calor, ya que también regulan la temperatura corporal), su única función es la de regular.