•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Algunos hombres creen que el tener un buen trabajo, el contar con una buena posición económica o ser el “galán” de muchas mujeres, los hace sentirse plenos, contentos y seguros; y pueda ser que estas satisfacciones les causen felicidad, pero las mismas han de ser momentáneas, porque hay cosas que van mucho más allá de los aspectos antes mencionados, como el disfrutar de la vida de una forma más amigable y saludable, sensaciones que son más valiosas y duraderas. Sobre este tema, en el sitio web Askmen, se menciona que nadie tiene la vida perfecta, pero sí el poder de sacar lo mejor de cada circunstancia, de seguir adelante y sobre todo de ser feliz. Junto a esta consideración, la sicóloga Alejandra Domínguez León nos comparte algunos “mandamientos” que se deben seguir para disfrutar de la mejor forma posible la vida.

Ayudar al prójimo

Hacer algo por los demás es uno de los sentimientos más gratificantes. Comenzá con pequeños gestos durante tu día a día para las personas que te rodean y vas a ver que tu nivel de felicidad y satisfacción aumentarán enormemente. 

Amar solo a una mujer

Un  verdadero caballero es aquel que sabe querer, no quien quiere a más. Engañar a la persona que amás solo te traerá complicaciones y la recompensa es mínima. Encargate de hacer feliz a una sola mujer al mismo tiempo y no traicionés a quien te da su corazón. 

Date un respiro de vez en cuando

Trabajar duro y mantener tu energía es muy importante, pero darte un tiempo para descansar y relajarte, también lo es. Después de todo, el objetivo es disfrutar la vida y ser feliz, no desgastarte.

No caigás en los excesos

Todo en exceso es malo, y no solo hablamos de sexo, drogas o alcohol, sino de cualquier cosa que pueda afectarte negativamente. Llega un momento en el que incluso pasar horas y horas en el trabajo puede ser más negativo que positivo, por lo que siempre tenés que recordar que todo tiene un límite. 

Tu familia te necesita

Un hombre exitoso no es quien tiene más poder adquisitivo, sino quien tiene todos los niveles de su vida en armonía. Nada vale más que estar cerca de los seres queridos y disfrutar cada instante que se vive con ellos. 

Reconocer el valor de las cosas

Seguramente lo que tenés te ha costado mucho, como lo puede ser tu carro o tu casa, cumpliste con esa aspiración, pero es necesario que también tengás en mente el valor de las cosas. Un hombre que sabe disfrutar no solo se dedica a viajar, sino también a dar las gracias por lo que tiene, por su salud, por sus habilidades, por tener a sus seres queridos e incluso por su vida misma.

Cumplí con tu palabra

Si prometés que vas a hacer algo o asistir a algún lugar, y más si en estos planes hay personas involucradas, simple y sencillamente cumplí con tu palabra. Recordá que lo que decís puede llegar a tener incluso más valor que lo que está por escrito, pues de eso dependerá la confianza que infundás en los demás. 

¡No te rindás!

La práctica y constancia hacen al maestro. Si en algún momento creés que nada te sale bien y que debés rendirte, intentá cambiar a toda costa esos pensamientos, pues algo muy bueno puede surgir después de paciencia y esfuerzo.

No siempre se tiene la razón

Un hombre que disfruta la vida sabe abrirse al diálogo y reconoce que en ocasiones puede estar equivocado. No hay nada más frustrante para vos y para tus allegados que querer tener siempre la razón. La humildad es una virtud de un hombre exitoso y sabio. 

Las personas correctas en tu vida

En ocasiones, hay amistades y relaciones que son más tóxicas que beneficiosas. Si has notado que alguna persona solo trae problemas a tu vida, probablemente lo mejor es que te alejés de ella. Rodeate de gente enfocada al progreso y a un estilo de vida positivo que pueda aportarte mucho provecho. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus