•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las claras de huevo solían ser el complemento ideal para los culturistas y los atletas de fuerza cuando querían ganar masa muscular. Hace tiempo, los fisicoculturistas evitaban las yemas de huevo debido a supuestos problemas de colesterol. Sin embargo, hoy ya sabemos que el colesterol que contienen las yemas de huevo no se transfiere al cuerpo y no acarrea ningún riesgo cardiovascular, por lo que los huevos enteros vuelven al estar en el menú de las dietas que sugieren los especialistas en nutrición deportiva.

Y es que resulta que las yemas de huevo son en realidad mejores para desarrollar músculo después de un entrenamiento que las claras de huevo, según un nuevo estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition. Así es: si quieres ganar músculo, cómete el huevo entero y no pierdas el tiempo únicamente con las claras.

Los investigadores dieron a 18 jóvenes (por lo tanto, un pequeño estudio) una porción de 18 gramos de proteína de yemas de huevo o claras de huevo después de una sesión de levantamiento de pesas. Luego tomaron muestras de sangre y biopsias musculares para rastrear la síntesis de proteína muscular. Los investigadores encontraron que la respuesta posterior al ejercicio en la construcción de masa muscular era un 40% mayor en aquellos que comían las yemas de huevo, en comparación con aquellos que solo comían las claras.

“Observamos que la ingestión de huevos enteros inmediatamente después del ejercicio de resistencia resultó en una mayor síntesis de proteína muscular que la ingestión de claras de huevo”, dijo el jefe del estudio, Nicholas Burd.