•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Imaginate comprar unos pantalones al “cálculo”, confiando en que son de tu “talla”, y después llevarte la sorpresa de que no te quedan bien, sin duda, un completo error. Entonces tu objetivo primordial debería ser encontrar unos pantalones que te queden a la justa medida, y tal caso debe aplicarse también en el uso de condones, ya que si estos te quedan pequeños, lo más probable es que se rompan, y si te quedan muy grandes, las dos partes involucradas en la intimidad se sentirán muy incómodas, además de que el preservativo podría resbalarse y perderse en el interior de tu ser amado. Esta es una realidad que se expone, en una publicación compartida en el sitio web de la revista GQ.

Un condón barato que te quede a la perfección siempre es mucho mejor que un condón caro que te quede mal. Existe mucha oferta cuando se trata de condones, pero tu pareja muy probablemente ni lo tome en cuenta, así que lo mejor es que te empecés a preocupar por el detalle de que te quede bien. La realidad es que los condones no están fabricados solo en talla “normal” y “extra grande”. Todos son un poco diferentes, y probar un montón es la manera de mejorar en seguridad y desempeño, según enfatiza la publicación.

Otro punto importante es que los hombres les huyen a los condones porque “no se siente igual”, se quejan de molestias, disminución de sensibilidad y mal ajuste; y las mujeres les sacan la vuelta a los hombres porque no quieren usar condones, sin embargo, de acuerdo a una historia de The New York Times, esta razón (la de que “no se siente igual”) quedaría en segundo plano cuando el principal motivo es que el condón no se ajusta al pene. Un condón del tamaño adecuado debe cubrir el pene por completo quedando solo un pequeño espacio en la punta para la eyaculación.

El tamaño ideal

La mayoría de los preservativos vienen en tamaños que van de los 16 a los 22 centímetros de largo y de 3.5 a 6.5 cm de diámetro. Las medidas varían de marca en marca y lo ideal es comprar de diversos tamaños y probártelos hasta que encontrés el que se ajuste mejor a tu cuerpo. Para verificar que tenga la medida que necesitás, debés desenrollarlo sobre el pene y checar que llegue cómodamente desde el glande hasta la. Tomá en cuenta que siempre será mejor que sea ligeramente más largo de lo necesario (podría quedarse una pequeña parte sin desenrollar) a que sea más corto, pero esto no es lo recomendado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus