•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de todos estos días llenos de fiestas, reuniones con amigos y compañeros de trabajo, mucha comida, risas y días libres volvemos a caer a nuestra “realidad”, 8 horas de trabajo continuo sin parar. Pero qué sucede cuando ya no te querés sentir así, ¿qué podés hacer? Si continuás leyendo encontrarás la respuesta.

Por lo general solemos pensar que la única forma de sentirnos así es en días libres cuando en teoría no tenemos nada que hacer. Esto es completamente falso y existe solo en tu mente.

Estamos empezando el año y probablemente ya habrás escrito muchas metas que te gustaría cumplir, y algunas son metas recurrentes, de esas que escribiste el año pasado y el antepasado, pero al final no lograste cumplirlas por varios motivos, tal vez económicos, falta de tiempo, esfuerzo y energía, entre otros.

Pero si algo me gusta mucho de estos primeros 10 días del año, es que todas las personas andan bien positivas, esa energía que se contagia y se siente por todos lados, cada uno luchando para cumplir la meta. Una dieta estricta al pie de la letra, 10 días continuos de gimnasio con una rutina muy exigente y así.

El problema viene luego de pasar las primeras 3 semanas o el primer mes, ya no existe la misma energía y ahí viene la respuesta a la pregunta del primer párrafo.

En el camino vamos perdiendo la energía y la vamos a traducir como positivismo, resulta que como todo en la vida las metas no se cumplen de la noche a la mañana, por lo general las que escribimos son a largo plazo y es un factor que no tomamos en cuenta, creemos que bajaremos de peso de la noche a la mañana, tendremos ese cuerpo deseado de la noche a la mañana, terminaremos los estudios de la noche a la mañana. Y no funciona así.

Entonces, deberías tomar muy en cuenta el factor tiempo para cumplir nuestras metas, porque si toma 3, 6 meses o un año, lo tendremos presente y no nos vamos a frustrar, nuestra mente estará consciente de que aún no ha llegado el tiempo para ver los resultados y podremos darle más oportunidad al positivismo que nos mantendrá con la energía necesaria para conquistar esa meta.

La lucha será de todos los días, pero si nos mantenemos firme en nuestro objetivo con la mente en positivo, existirán más oportunidades de lograrlo.

Si querés saber más de este u otros temas, podés visitar trendymensblog.com y si te gustaría ponerte en contacto conmigo, podés escribirme a info@trendymensblog.com