•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A las barberías, los hombres ya no solo acuden en busca de conservar la estética de su barba, sino también piden que se les arreglen sus cejas, así lo confirma Elmer Joun García, estilista profesional para caballeros en Mr. Joun Barbería. Ahora la tendencia es apostarle a la prolijidad y un hombre no deja de ser menos macho por cuidarse sus cejas, el punto está en confiar tal procedimiento a un experto, o saber hacerlo bien en caso de que opte por arreglarlas él mismo.

Las cejas junto con los ojos son el rasgo más importante de la cara, y Joun señala que prestar cuidado a esa zona es también una cuestión de aseo. La acción de “depilarlas” es una práctica que se ha permitido en nuestra sociedad solo para las mujeres, pero lo justo, según han sacado a relucir algunas revistas para caballeros, es no ser egoístas y dejar que también los hombres experimenten las posibilidades que les ofrece el mundo de la belleza y estética, entonces: ¿por qué tener unas cejas tan pobladas cuando se les puede rebajar el grosor?, el objetivo es mejorar el aspecto del rostro en base a su proporción y cantidad de vello que este tenga en su ceja, y más allá del resultado final lo importante es que el hombre proyecte seguridad.​

“Un hombre que se arregla es porque está preocupado por su apariencia y le presta atención a la manera en cómo se arregla, es decir, es un hombre que proyecta seguridad”, expresa el experto. A la vez enfatiza que es un error fatal que los hombres dejen que su pareja les arregle las cejas: “la mujer tiene una visión de feminidad, podría pasar que les deje un tipo de ceja que conocemos como coqueta, que es aquella en la que se deja un arco; y esto lo que hace es suavizar la expresión del rostro, y ni hablar si se las llegase a remarcar mucho”. 

La ceja ideal

Para dar carácter al rostro en los hombres, la ceja debe ser gruesa y debe tener un punto rebelde. Conseguir el equilibrio entre esta rebeldía y una ceja definida depende básicamente de la depilación. Las llamadas “cejas misteriosas” son las ideales para los caballeros.

El experto explica que se debe tomar en cuenta el tipo de rostro y trazar a la imaginación un tipo de ceja que le marque al hombre una proporción de fuerza. En el procedimiento se retira un poco el vello del centro de la ceja en dirección al lagrimal, la ceja tiene que comenzar con el lagrimal de nuestros ojos, la parte baja (el inicio) del párpado superior tiene que salir casi recto con una leve vuelta a terminar en la parte exterior del ojo, es decir debe tener un aspecto más cuadrado, y las cejas deben quedar lo más gruesas posible, y no muy marcadas. En los hombres no hay tanta necesidad de teñirse las cejas cuando hay espacios, pero si así lo desea el caballero puede aplicarse un poco de rímel, considerando quitar algún exceso del producto y empieza a peinar al contrario para que el vello pueda teñirse. Para cubrir alguna cicatriz, existe un resaltador para cejas que se aplica ligeramente en ellas.

En el caso de que los vellos de las cejas sean muy largos, ondulados o difíciles de peinar, hay que recortar con mucha precisión con unas tijeras de manicura, teniendo cuidado de no dejarlo demasiado corto.

La depilación de cejas tiene sus reglas

  • Hay que respetar el grosor y forma de la ceja, ya que se trata de embellecerla, no de cambiarla.
  • No hay que perfilar la ceja, sino que se depila el entrecejo y la parte baja (la que queda sobre el párpado) para dar forma y limpieza. 
  • La parte superior de la ceja no se depila, ya que entonces parecerá una ceja femenina. Puede eliminarse algún pelito excesivamente rebelde, pero no más.
  • Es conveniente peinar las cejas diario para que se mantengan limpias y bien definidas.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus