•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La satisfacción sexual puede echarse a perder para quienes padecen de asma, pero en especial los hombres que sufren de esta condición pueden verse más afectados, ya que son quienes generalmente están en las “alturas” coordinando ese momento de intimidad con su pareja, y la acción de “esforzarse” les pasa la factura a través del cansancio y por tanto, la dificultad para respirar; y no solo eso, diversos estudios científicos han revelado que los asmáticos tienen casi el doble de posibilidades de sufrir disfunción eréctil. 

Pero, ¿cómo te das cuenta si podés tener asma? De acuerdo con la neumóloga broncoscopista, María Elena Urbina Munguía, “generalmente los pacientes inician con cuadros de catarro o gripe para después presentar tos seca, un ruido en el pecho al sacar el aire llamado sibilancia (sonido como de silbido) y después, empieza a sentir la dificultad para respirar. Su respiración es rápida, hay movimiento del abdomen, se marcan las costillas y se hace un hueco en el cuello”, explica. Ante estos síntomas, la especialista aconseja visitar al médico para comprobar si se trata de asma. En este sentido, tanto médicos como pacientes deben tener una actitud más abierta con respecto a esta condición, que les permita averiguar hasta qué punto hay una limitación de la vida sexual.

Mucho cuidado

Ahora bien, los hombres que padecen asma crónica y que no están controlados suelen tener trastornos en su sexualidad, tales como: problemas para respirar durante el acto sexual, puede presentar tos, falta de aliento, tensión torácica, sibilancia y disfunción eréctil. Urbina explica que “cuando se da el ataque de asma, las paredes contraídas del músculo comprimen las vías aéreas. El aumento de moco y la inflamación ocurre debido a las sustancias químicas liberadas durante la respuesta alérgica, que provocan un mayor estrechamiento de las vías”.

Control responsable

La especialista indica que un 40% de los pacientes con asma no controlan su enfermedad, hecho que puede deberse principalmente a la falta de adherencia al tratamiento y también a un mal uso del inhalador. Sin embargo, la doctora asegura que una persona asmática con la medicación controlada puede llevar una vida totalmente normal, lo que les permite afrontar con mayores garantías el ejercicio físico, e incluso la acción sexual, que también es un ejercicio.

Además, existen broncodilatadores de acción rápida a tomar que dan resultados entre 10 y 15 minutos antes, y tienen un efecto preventivo que permite desarrollar cualquier actividad con normalidad. Asimismo, es importante que el hombre que padece de asma, hable con su pareja para poder mantener relaciones sexuales que no sean demasiados exigentes para que esto no le genere malestares de salud. Controlando el asma los hombres pueden tener una vida sexual normal, lo cual mejorará la calidad de vida general de la persona.

Para prevenir una crisis de asma

Tomar las medicinas como las receta el médico.

La actividad física es un componente importante de un estilo de vida saludable.

Estar al tanto de los síntomas de asma y del grado de control en que se encuentra la enfermedad.

Acudir a chequeos periódicos.

Evitar estar en lugares donde hay polvo.