•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la vida pasan cosas inesperadas. Amanece, despertamos, nos damos un momento para refrescarnos y, acto seguido, es hora de bañarnos. Sin embargo, de seguro te ha pasado que por algún motivo de fuerza mayor no pudiste bañarte, las razones pueden ir desde que amaneciste en una casa ajena, o tuviste que viajar muchas horas, hasta que se fue el agua en tu casa y no tenías reservas. Lo cierto es que estas circunstancias no deben ser motivo de terminar con tu buena racha de higiene; al contrario, debería ser una oportunidad para poner a funcionar tu ingenio. Sea como sea, querés verte fresco, oler bien y sentirte cómodo para empezar el día, por eso, en base al sitio web Men´s Health, te proponemos algunas soluciones que puedan sacarte de un apuro en caso de que no contés con un baño disponible. Eso sí, una ley es que en tu bolso siempre cargués desodorante, cepillo y pasta de dientes.

Toallitas húmedas

Limpian y eliminan el olor. No llevan alcohol, así que no resecan, y pueden usarse prácticamente por todo el cuerpo: cara, genitales, brazos. Solo es cuestión de que busqués un lugar discreto para que podás asearte.

Talco

La mejor forma de luchar contra el olor y la transpiración es su prevención desde el principio. Comprá un talco y echalo en los calcetines y ropa interior antes de lanzarte al viaje sin ducha, y repetí el proceso cuando empiece a oler. Esto va a  absorber el exceso de humedad sin resecar la piel, por lo que vas a estar cómodo y al mismo tiempo vas a evitar tanto el mal olor como una infección por hongos.

Champú en seco 

El pelo graso es la señal más obvia de que no te has bañado recientemente. La mejor solución es un híbrido entre el champú en seco y la cera para el pelo. Hay que masajear una pequeña cantidad entre las manos y aplicarlo sobre el pelo. Comenzá por el cuero cabelludo hasta las puntas, esto va a eliminar el exceso de grasa y dejará el pelo con un acabado maleable.

Otras ideas

Humedecé papel del que hay en los baños para secar las manos y tus axilas. Luego secalas con más papel.

Echate agua en la cara, pero sin jabón (reseca la piel). Secala con papel.

Ponete una gorra (si tenés) o echate agua en el pelo y despeinalo para conseguir una especie de look desaliñado.

Comé algo de fruta (o verdura). Manzanas, apio y zanahorias actúan como pasta de dientes natural. Tienen la textura suficiente para limpiar los dientes, pero también pueden matar las bacterias que causan el mal aliento.