•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos deportistas se han planteado alguna vez la posibilidad de tomar esteroides. La estadística cifra en un 20% la tasa de hombres que alguna vez han tomado anabolizantes mientras entrenaban fuerza. “La razón número uno por la que la gente toma estos productos es por la esperanza de ganar músculo más rápido que solo con su entrenamiento”, explica el doctor Vijay Jotwani del Houston Methodist Hospital, quien colaboró en este tema para la Revista Men´s Health. Los daños que trae este tipo de ‘tratamientos’ son muy peligrosos, y a continuación te los enumeramos.

Comportamiento agresivo

Los anabolizantes te vuelven más irritable y agresivo. También te volvés más ansioso, debido a los desajustes de tu sistema nervioso.

 12 Mitos acerca del fitness

Crecimiento de pechos

Si tomás demasiados esteroides podés desarrollar mamas, siendo lo peor del caso que el efecto es permanente.

Calvicie

Altos niveles de testosterona y otras hormonas inducen a la alopecia.

Problemas cardiovasculares

Unido al aumento de la presión en la sangre, los esteroides también afectan al colesterol. Tus arterias trabajan peor y tu riesgo de infarto aumenta.

 Además: Un manual de aseo para situaciones de emergencia

Infertilidad

El desajuste hormonal que provocan los esteroides influye en tu esperma. Reduce su cantidad y su calidad, desencadenando problemas de fertilidad que duran meses, aunque abandones estas sustancias.

Presión alta

Tu cuerpo retendrá sodio y líquidos, esto añadirá presión a tus venas y a tus vasos sanguíneos.

 Cuando la diabetes toca tu puerta

Acné

Los esteroides afectan a tu piel haciendo que las glándulas produzcan más grasa y colesterol, por lo que tu piel se vuelve más aceitosa. Esto hace que tu cara vuelva a tus 15 años, como cuando el acné era tu principal enemigo.