•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bien sabido es que se pueden pasar años en el gimnasio entrenando sin ver resultados, el asunto tiene que ver con la calidad y correcta ejecución de los ejercicios, por eso en este artículo basado en una publicación del sitio web GQ te orientamos cómo hacer bien los abdominales.

En el aire

Los abdominales en el suelo están bien, pero es mejor hacerlos colgando de una barra de flexiones, porque el simple acto de levantar las rodillas tanto como podás hacia la barbilla requiere una fuerza abdominal y una estabilidad tremenda. En el suelo, tenés estabilidad, pero cuando estás colgando de una barra, nada te estabiliza. Los abdominales en el aire necesitan el trabajo de más músculos para estabilizar, lo que equivale a mayores resultados como los que querés ver. Intentá añadir un giro al final para trabajar los oblicuos, o centrate en el típico rodillas al mentón. Solo recordá no balancearte.

Flexionar los pies

Puede parecer que la posición de los pies no está relacionada con hacer un buen ejercicio, pero lo está. Los abdominales forman parte de la cadena cinética anterior que recorre todo tu cuerpo, lo que significa que si hacés trabajar los cuádriceps, ayudás a activar también los abdominales. La flexión dorsal de tobillo, el movimiento que hacés cuando levantás la parte de atrás del pie del suelo es la forma más fácil de conseguirlo. Por ejemplo, mucha gente realiza ejercicios como el giro ruso con las rodillas ligeramente flexionadas y los pies estirados de manera natural. Hacé que el resto de la cadena cinética participe flexionando los pies y estirando las piernas.

Cambio de fuerza

Puesto que la gente tiende a hacer más repeticiones de abdominales que, por ejemplo, flexiones o sentadillas, se tiende a hacer cada set de forma apresurada. Cuando hacés eso, empezás a depender del empuje para levantar el torso en lugar de usar los abdominales. Esto no es bueno. Asegurate de realizar cada repetición de manera pausada y controlada, como hacés con las flexiones o las sentadillas. Centrate en llevar tus costillas para abajo hacia el ombligo cuando subás, y después de cada repetición, pará y pegá la espalda firmemente contra el suelo para evitar el rebote.

Todo está conectado

Siempre se quiere ver resultados en la zona de la barriga, pero demasiados de los que van al gimnasio se esfuerzan con los abdominales normales, que son los menos efectivos para conseguir ese cambio. Centrate en los tipos de abdominales que exigen el trabajo de todo el cuerpo, incluidas las piernas (y pasá de las que se hacen en banco, con las piernas rectas, las que requieren pesas, las de bicicleta y parecidas).