•  |
  •  |
  • Edición Impresa

A todos nos ha pasado que encontramos algo que nos gusta en alguna tienda, pero vemos un detalle de esos que nos incomoda al 100% y lo dejamos. No lo llevamos porque ese detallito nunca nos va a dejar en paz, eso sucede con las personas.

No significa que seamos objetos descartables, sino que existen tres cosas que hablan muy mal de cualquier hombre y no se puede hacer excepción con ninguna.

Aquí quiero compartir con vos cuáles son esas 3 cosas que hablan mal de los hombres y cómo evitarlas.

1 Un cabello sin peinar

No existe forma alguna que un hombre se vea bien con un cabello sin peinar, mal arreglado y si está maltratado y no lleva ningún producto para peinar es un pecado. Porque el cabello define cuán desaliñado podríamos vernos, es sinónimo de limpieza e higiene, algo de lo que a todos nos gusta disfrutar.

2 Zapatos sucios

Cualquiera diría que los zapatos sucios no son la gran cosa y que casi nadie lo nota, pero en realidad, la limpieza de los zapatos habla mucho de cualquier persona. Muestra cuán cuidadoso y responsable sos, si te tomás un tiempo para organizar tus cosas y si sos aseado. Lo ideal es que lavés tus zapatos al menos 1 vez por mes o cada dos meses si considerás que no están tan sucios. Podés usar una toallita húmeda para limpiar restos de lodo, polvo o algún líquido que le haya caído.

3 Una mala ortografía

Ahora sí debés estar pensando en lo loco que estoy por decir que la mala ortografía te hace ver mal, pero la realidad es que así es. De nada te sirve andar bien peinado, recién bañado, con la ropa más cara del mundo si al final vas a escribir “Yo eztoi muy agradesido con el govierno k me ah echo muy felis”, porque esto solo va a demostrar la falta de educación que tenés. Lo ideal sería que buscaras algún curso gratuito en Internet sobre las reglas básicas de ortografía, y así evitar caer en vergüenza.

Recordá que la confianza en uno mismo es primordial y si no la poseés, de nada servirá cualquier otra cosa. Sos un ser único y valioso.