•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Fumás? Tal vez seás de esos que llevan tiempo planteándose dejar el tabaco. Si es tu caso, ¡enhorabuena!, ese es el primer paso para abandonar esta costumbre. Ya sabés lo perjudicial que es fumar para la salud, pero además, los malos humos también repercuten en tu aspecto, ya que afectan al cabello.

De acuerdo con una publicación del sitio web Hombres de Hoy, te contamos por qué los cigarrillos perjudican a tu pelo. 

Perjudica a tu barba

Recientes estudios han demostrado que el tabaco repercute negativamente en el crecimiento de la barba. El motivo es que la nicotina afecta al sistema inmunológico de forma directa, ya que impide que las proteínas que producen el cabello realicen su función correctamente. Dicho esto, ya sabés cuál es el primer paso para tener una barba densa, repleta de vello saludable.

Fomenta la caída del cabello

Si entrás en pánico cuando ves unos cuantos pelos de más en el peine o sobre el lavamanos, o si las entradas de tu cabellera empiezan a preocuparte, ya tenés otro motivo más para dejar de fumar. El tabaco tiene muchos efectos nocivos, y uno de ellos es que hace que el pelo tenga menos vitalidad.

Fumar reseca la cutícula y la fibra capilar se vuelve más frágil. El cabello, por muy fuerte que sea, necesita mimo y cuidado, y la nicotina no es precisamente muy cariñosa y delicada. Si el pelo de tu cabeza empieza a clarear, no lo pensés dos veces, es hora de deshacerse de esa cajetilla.

La nicotina y el humo, grandes enemigos 

La caída del cabello por nicotina está demostrada. La sustancia viaja a través de la sangre y estropea el correcto funcionamiento del folículo piloso. Es por eso que la formación de nuevo cabello en los fumadores puede resultar más difícil. No hay que olvidarse del humo, cuyo efecto envejece el cuero cabelludo, igual que ocurre con la piel. ¿Y qué pasa con el oxígeno? Pues que fumar disminuye la capacidad de la sangre para oxigenar los tejidos, y sí, ya te podés imaginar, eso también hace que el pelo se acabe cayendo.

También se nota por fuera

Los efectos del tabaco también se ven reflejados en el aspecto del cabello. Las sustancias tóxicas que contienen los cigarrillos influyen en las características del pelo, cuya hebra capilar puede tomar un tono ligeramente amarillento. Recordá que un cabello bien cuidado y nutrido por dentro, se nota por fuera.