•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Te quedás sin aire al esconder la tripa? Ha de ser un tormento el vestir y no sentirte conforme por cómo te queda la ropa. Para ganarle la partida a la barriga cervecera lo mejor es hacer ejercicios y cuidar la alimentación, pero si estás en proceso o si aún no te has decidido a mejorar tu condición, entonces en base al sitio web Fashiop, te brindamos algunos trucos para que disimulés la barriga y no te ahogués en el intento.

Colores oscuros

Vestí con colores oscuros en la parte superior. Colores como el negro, los grises o los azules oscuros, te van a ayudar a estilizar el tronco, la barriga y los hombros. Los colores claros podés combinarlos con tus pantalones y complementos.

Priorizá las polos a las camisetas 

Las camisetas no tienen una estructura tan bien definida como las camisas o las polos. Estas te dibujarán un contorno más bonito y esbelto. Por cierto, si tu código de vestimenta te lo permite, mejor es que llevés la camisa por fuera.

Pantalones de talle alto

Lo ideal para los corpulentos es hacerse con unos de talle alto y en el caso de los shorts, la mejor opción son los de tipo cargo, con bolsillos laterales. Es importante que te dejés asesorar por una experta y no te comprés pantalones fuera de tu talla, ni más ni menos.

No te olvidés del cinturón

Es una de las piezas más valiosas de tus looks. Los cinturones te van a ayudar a estilizar y ajustar bien tu cintura. Olvidate de los cinturones extremadamente finos y estrechos.

Estampados para tus camisetas

Es uno de los trucos más eficaces. Crear un look con estampados tiene una consecuencia muy positiva, ya que la lectura global del “outfit” se detendrá directamente en la parte superior. Nuestro consejo es que evités grandes estampados y optés por esos más elegantes, es decir, los lineales, geométricos y pequeños.

¿Rayas? Que sean verticales

La ropa con rayas horizontales debe salir de inmediato de tu armario, expulsá el efecto flotador de tus combinaciones. En cambio, las camisas y jerséis con líneas verticales alargarán tu cuerpo y te favorecerán más.

Evitá toda la ropa slim o ultraslim

No querrás ser un embutido con patas. Además, son perjudiciales para la circulación de la sangre. Solo si tenés las piernas muy estrechas, tendrán sitio en tus looks.