•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre más y más hombres  deciden dejarse crecer la barba, aparecen los rumores acerca de lo difícil que es mantener saludable este vello facial.  El primer mito es que pica. El inicio del crecimiento de tu barba puede ser incómodo. Principalmente cuando comienza a brotar, puede causar comezón e irritación. A pesar de todo, después de un mes aproximadamente, el picor que la barba provoca disminuye paulatinamente. Lo importante es mantener el rostro hidratado.

Otro de los mitos es que la barba crece de manera uniforme. Este es totalmente falso, pues en cada área de tu rostro la barba crece a diferente velocidad. La del mentón tiende a crecer más rápido, mientras que en las mejillas el crecimiento es más lento. Lo que pasa es que algunos hombres rasuran las zonas más llenas, para mantener la barba uniforme.

Asimismo señalan que rasurar tu barba, hace que crezca más gruesa. Tampoco es cierto.  Muchos estudios dermatológicos han confirmado que el rasurado no altera ni modifica el grueso del vello facial. Según los expertos cuando cortas el tronco del vello, se expone la parte más gruesa del mismo, en el área más cerca de la piel. Eso provoca que la barba parezca más gruesa, pero no lo es.

Además señalan que la barba crece en promedio 13 milímetros mensualmente, lo que implica que deberás esperar algunos meses a que la barba vuelva a resurgir. 

En cuanto al bigote. Se dice que podés depilarte con cera en cualquier momento del día. Eso es cierto, pero lo recomendable es que sea después de bañarte porque tus poros están abiertos y es menos doloroso, además la piel está limpia y evitarás poros tapados y suciedad.

No debes depilarte si te vas a asolear. Verdad. Al exponer la piel al sol, esta se vuelve más sensible, por lo que la recomendación es que te depiles por la noche para dejar descansar tu piel toda la noche.  También ten mucho cuidado con la exfoliación, porque como tu piel está muy sensible y te puedes irritar.