•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

 “A mí me gustan mayores, de esos que llaman señores de los que te abren la puerta y te mandan flores…”, seguro que has escuchado esta popular canción de Becky  Feat y Bad Bunny. Muchas mujeres les gusta cantarla en las fiestas, pero ¿qué tan cierto es que a ellas les gustan los hombres mayores?

Para Andrea Martínez la respuesta a esta situación es fácil, los hombres mayores brindan mejor protección, además saben tomar decisiones más acertadas que un joven, es por eso que a muchas mujeres -incluyéndola- tienen más atracción por ellos.

“Ya tienen experiencia en la vida y te dan consejos”, es parte de lo que opina Claudia Reyes. Con un hombre mayor descubrís muchas cosas como: gustos musicales, libros y películas, además ella cree que te ayudan a madurar y a pensar mejor antes de actuar.

¿Qué dicen los expertos?

Jeanine Lasso, doctora en psicología  comentó que hay varias razones para explicar esta situación; la primera posibilidad es que la joven venga de un  hogar fracturado y busque en un hombre mayor cómo llenar toda esa carencia afectiva.

“Los hombres mayores ya saben lo que quieren”, agrega la experta, como otra causa a este comportamiento. Las jóvenes prefieren una persona con sus metas definidas y con quien se pueda crear una relación más seria.

“Son mejores en la cama”, enfatizó la psicóloga, tienen más práctica y saben cómo lograr que su pareja disfrute más al momento de estar en la intimidad, y por último el apoyo financiero que en ciertos casos pueden brindar.

De acuerdo con algunos estudios de comportamiento humano, la inteligencia es una de las principales causas de por qué a las mujeres les gustan los hombres maduros, es decir son más cultos y pueden tener muchos temas de conversación.

Además generalmente ya tienen una profesión y un buen empleo,  por lo que las mujeres se sienten más seguras.

También porque tienen mejores modales, es decir son muy atentos y eso le gusta a cualquier mujer. Finalmente porque respeta tu forma de ser de su pareja. No intentan cambiarla, y ponen de su parte para que las cosas funcionen bien.