• Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

La eyaculación seca o retrógrada se da cuando un hombre tiene un orgasmo pero el semen no sale de su cuerpo, sino que se acumula en su vejiga.

No es cuestión que el hombre no logra la erección y posteriormente el orgasmo, solo que no eyacula del todo o al menos no lo suficiente, cuando sucede esto, generalmente es porque los músculos de la vejiga no funcionan bien y no se contraen como normalmente lo hacen cuando el semen sale por el pene.

En el caso de la eyaculación seca, el semen se desvía y se queda en la vejiga. Este problema puede ser normal si se presenta con irregularidad, pero si es usual en un hombre, es debido a que está pasando alguna de estas situaciones:

1. Demasiado uso. En el caso de ser un joven, lo más usual es que estos problemas se presenten por abusar de la masturbación o tener durante cortos periodos de tiempos, varias relaciones sexuales que provocan un mal funcionamiento de los músculos en la vejiga.

Como siempre recomendamos, es necesario vivir una sexualidad saludable y segura, por eso no tengas miedo de aceptar las reacciones del cuerpo que estén fuera de lo normal y asegúrate que todo esté bien con tu cuerpo. Archivo/END

2. Cirugía de próstata. Por lo general esta cirugía se la realizan personas con mayor edad, esto puede ser otra de las causas, ya que la recuperación total de esta cirugía puede tardar un tiempo.

3. Mal consumo. El consumo de alcohol y drogas en exceso, también puede causar una eyaculación seca, entre otros problemas sexuales.

Este tipo de eyaculación no es una enfermedad como tal, ya que puede ser normal en algunos periodos de tiempo, pero tenerlo con demasiada frecuencia puede ser síntoma de infertilidad masculina, por eso si pasa seguido es mejor recurrir a un médico que te ayude a combatir el problema.

Según el blog de la sexóloga Aliza Lifshitz, si esta reacción del cuerpo se mezcla con una orina turbia, se debe acudir inmediatamente al médico porque se puede tratar de enfermedades más fuertes.

Como siempre recomendamos, es necesario vivir una sexualidad saludable y segura, por eso no tengas miedo de aceptar las reacciones del cuerpo que estén fuera de lo normal y asegúrate que todo esté bien con tu cuerpo.