•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Vanidad de vanidades. Buscar lucir más joven y siempre impecable no es ningún delito, por el contrario, denota que sos un hombre delicado y cuidadoso con tu imagen. Hoy te vamos a hablar de una alternativa de belleza masculina que para algunos hombres es urgente si quieren ocultar las canas mientras que para otros se trata de un simple gesto de fantasía en el rostro, porque escogen colores por demás extravagantes, como el fucsia, el morado e incluso el rojo intenso.

Si optás por los colores fantasías es necesario que tomés en cuenta si eso no afectará tu imagen profesional. Foto de Friki.net/END

Y es que teñir barbas es cada vez más frecuente entre hombres pero no creás que es algo sencillo, que vas a ir al supermercado a comprar un tinte común y silvestre y te vas a poner los pegostes en la cara. Aquí hemos recopilado información que te servirá de guía para hacer la tinturación correcta.

Por lo tanto, lo ideal es que vayás donde un experto en belleza y le digás que te pinte la barba. No te preocupés que no te verá con ojos de “y a este qué le pasa”, pues es un procedimiento que va ganando auge. Eso sí, prepará el billetito porque tendrás que pagar.

Cuidados

Es importante que sepás que si vas a usar un color distinto a tu tono natural, debés ser muy cuidadoso, puesto que corrés el riesgo de que luego, con el crecimiento de la barba, andés la raíz de un color y el resto del vello de otro. Serás como esas rubias falsas que no hacen retoque a tiempo y lucen la melena bicolor.

Es esencial que elijás un tinte libre de amoniaco y si es natural sería mucho mejor, esto porque si llegaras a ser alérgico, la hazaña te podría costar demasiado cara.

Debés tomar precauciones a la hora de la tinturación, pues es necesario que “blindés” la piel cercana a la barba con vaselina o algún otro producto que evite que el tinte te manche.

Lo ideal es que te pongás en manos de un profesional, para evitar que el resultado sea desagradable. Tomado de Friki.net/END

Ojo, debés estar preparado para que el tono que adopte la barba no sea el esperado, así que lo ideal es que tengás lista la afeitadora, por si las moscas.

Es importante que si vas a teñir las canas de la barba también tiñás el cabello y con el mismo tono, para no crear un efecto bicolor que puede restar puntos a tu imagen.

Si recurrís a los tonos fantasía, pues prepárate para aguantar las miradas y comentarios, sin embargo, que eso no te haga perder la perspectiva, porque al fin y al cabo el que debe sentirse bien sos vos, no importa lo que digan los demás. Claro está que si tu trabajo requiere formalidad, ni se te ocurra usar un color estrafalario.