• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Alemán de nacimiento, el chef Internacional Gert Rausch, ha decidido anclar en Nicaragua tras su retiro profesional, y aunque aún no habla español, el idioma que ha logrado comprender a la perfección es el de la gastronomía pinolera.

Cuenta con 56 años de experiencia en cocina, inició a los 14 años y desde entonces no ha parado. Ha trabajado en diversos países y a su retiro viajó a Nicaragua en tres ocasiones, junto a su esposa, hasta que se estableció en Granada, donde habita actualmente y quiere impulsar lecciones de cocina en dicha ciudad.

Las frutas nicas son su ingrediente favorito y asegura que aquí encontró los mejores mangos que ha visto. Oscar Sánchez/END

Raush ha recorrido Nicaragua en busca de su historia y de sus sabores y quedó atrapado en esa simbiosis que se forma en los fogones del campo y en las casas día a día.

Cuando vivía en Estados Unidos, estuvo en uno de los diez mejores restaurantes, ubicado en Texas, ahí tomó la cocina tradicional texana que se centra en el filete de res y retomó la influencia mexicana, francesa y española para crear una cocina fusión.

Libro de cocina

En Nicaragua ha hecho exactamente eso, innovar. A manera de ejemplo, comentó que tomó el pescado guapote y en vez de servirlo entero, como acostumbramos, lo filetea, le pone langosta y en vez de hacerlo solo con pedazos de carne de langosta lo hizo como paté y lo rellenó, para luego cocinarlo al horno. “Mezclo todo con una técnica diferente pero usando ingredientes locales, sin necesidad de buscar elementos importados”, comparte.

Asimismo, señala que la tendencia de cocina es tratar de ubicar todos los ingredientes locales y asegurar que los granjeros de la zona tengan el crédito que merecen por sus productos. Las frutas nicas son su ingrediente favorito y asegura que aquí encontró los mejores mangos que ha visto.

Raush ha recorrido Nicaragua en busca de su historia y de sus sabores. Cortesía/END

Gert Rausch no solo ha explorado la comida nacional, sino que escribió un libro titulado “La nueva cocina nicaragüense”, en el que ofrece “recetas de la comida tradicional nicaragüense y sus interpretaciones de una cocina más moderna, con una infusión de conocimientos que adquirió “durante mis muchos años de viajes, cocina y comida. He hecho que el libro sea fácil de entender y las recetas fáciles de preparar, por lo que cualquier persona puede disfrutar de los platillos sin requerir grandes conocimientos de cocina o experiencia”.

“La comida nicaragüense no se conoce mucho fuera del país y creo que es necesario mostrar al mundo lo deliciosa que es. Por eso investigué acerca de los alimentos tradicionales, visité los mercados locales y fritangas. No necesité ir demasiado lejos para notar que la región cuenta con una gran variedad de platos locales para degustar, que incorporan verduras, frutas y granos únicos, aunque el arroz y los frijoles estarán en casi todos los menús. En las zonas costeras, también encontré con una increíble cantidad de mariscos, especialmente langostinos (langosta) camarones - atún - pargo - dorado y muchos más”, apunta el chef.

¿Nacatamal de mariscos?

Gert Rausch cuenta entre sus platos favoritos el nacatamal, por lo que incluye la receta tradicional en el libro, pero también dice que si podría rellenarlo con algo diferente podría ser con langosta, “¿por qué no?”, pregunta el chef e hizo la reseña de que cuando se iniciaron a hacer nacatamales de pollo también parecía raro y hoy en día es algo muy habitual. ¿Nos gustarán los de langosta?

El libro está disponible en Amazon y una versión kindle, por el momento solo está en inglés, aunque en algunas semanas pondrá a circular la versión en español.