•  |
  •  |

Claudia Salmerón fue coronada en el año 2003 como la mujer más bella del país. Ella es recordada porque fue la primera Miss Nicaragua que participó con un look vanguardista: pelo muy corto. Entre risas, revela que la gente siempre la recuerda como la “pelona” y a ella eso le causa mucha risa, porque sabe que es un apodo cariñoso.

Actualmente, la bella Claudia trabaja en el departamento de Maestrías y Posgrados de la Universidad Americana (UAM). Muy orgullosa asegura que fue pionera de este proyecto universitario y, sobre todo, le da satisfacción trabajar en el ámbito educacional, pues está trabajando con jóvenes, el futuro de nuestro país.

¿Cómo te fuiste involucrando en este campo laboral?

Tengo 3 años de trabajar con la UAM, como consultora para el área de mercadeo y publicidad, en la Dirección de Maestría y Postgrado. En mis inicios me tocó desarrollar esa área, porque no existía formalmente; entonces la idea era fortalecerla. Logramos hacer el edificio de maestría y postgrados, actualmente tenemos más de 400 estudiantes; buscamos poder ofrecer a los profesionales nicaragüenses una alternativa nacional de calidad y que no tengan que buscar como irse del país. Para madres que quieran estudiar y estar cerca de sus hijos, es una opción de calidad y accesible.

¿Qué ha significado para una exreina de belleza el desarrollo de su vida profesional?

Nunca he dejado mi faceta profesional, porque ha sido clave en mi vida. Siempre he trabajado, incluso con mis embarazos; solo con mi primer hijo tuve subsidio de un mes. Creo que es bien sano entrar a trabajar bastante seguido después del embarazo; también me daba la posibilidad de ver a mi bebé, darle leche materna. El hecho de poder trabajar y cuidar a mi hijo me brindó ese balance.

¿Cómo haces para encontrar ese balance de tu vida personal y profesional?

No hay fórmula secreta, creo que más bien es organización. Todos los ámbitos de tu vida te piden atención: el esposo, los hijos, la casa y el trabajo. Sin embargo, tenés que organizar todo según prioridades y así mantener el balance. Creo que me ha ayudado mucho las lecturas que reflejan las experiencias de otras personas en la búsqueda de la felicidad, y todo te lleva una sola respuesta: tener fe, tener a Dios en el centro de tu familia y estar unidos. Así podés estar trabajando tranquila, sabiendo que en tu familia todo va bien.

¿Qué significó en tu vida ser Miss Nicaragua?

Me sirvió mucho como mujer. Yo tenía 25 años, pero ya venía avanzada: era licenciada, tenía mis postgrados y otro enfoque de lo que es la vida. Para mí el Miss Nicaragua fue un gran regalo para enfocarme en mí misma; me dio un toque más femenino que yo no poseía, el ser mujer y sentirse una mujer hermosa, llena de cualidades, un aura de lo que alguien aspira ser.

 

Una mujer altruista

CLAUDIA SALMERÓN
MISS NICARAGUA 2003
EDAD: 36 AÑOS
PROFESIÓN: LICENCIADA EN ECONOMÍA

 

Claudia está casada y es madre de dos hijos. Actualmente, creó junto a dos amigas una fundación bajo el nombre Zapatos para Todos. “Es un proyecto que inicié hace un año con dos amigas; nació la idea cuando vimos  muchos niños sin zapatos, entonces nos dimos cuenta de que hay mucha gente que tiene hijos pequeños y dejan los zapatos a medio usar, ya que los niños crecen muy rápido. Decidimos unir esfuerzos para reunir zapatos y los donamos a niños que los necesiten”.