•  |
  •  |

El aloe vera, utilizado desde hace siglos por sus propiedades curativas, ocupa cada vez un sitio más reconocido en el mundo de la cosmética, que descubre las propiedades de esta planta a través de numerosos productos naturales que tienen como base la especie más pura del mundo: la de Canarias.

Un sinfín de aplicaciones

Cremas hidratantes para cara y cuerpo, antiarrugas, contra el acné, exfoliantes, sérums, tónicos y limpiadoras, geles y champús, entre otros muchos productos, componen las líneas de una cosmética natural que se nutre de esa carnosa planta que se cultiva en Canarias.

Y es que los climas cálidos como el canario son los ideales para el crecimiento de esta planta, un producto recomendado por especialistas por su poder cicatrizante, terapéutico, regenerativo y calmante y que, según escribió Cristóbal Colón, resulta indispensable para el bienestar.

“Desde hace siglos se emplea como remedio ideal para trastornos internos, problemas cutáneos, dolores articulares y musculares y tratamientos cosméticos”, explica a Efe Fátima Rodríguez, de la firma Ejove, que destaca los efectos benéficos sobre el cabello y contra las manchas de la piel de la planta de aloe cien por ciento canaria.

Además de poder utilizarse como protector solar, el aloe vera, junto a su poder regenerativo frente a las quemaduras en la piel, alivia el dolor que estas producen, explica Fátima Rodríguez desde “El Mercadillo Chic” del Palacio de Santa Bárbara de Madrid. Una planta que, además del botiquín y el baño, también reclama su sitio en la cocina. Y es que algunos cocineros auguran un papel relevante para el aloe vera en la nueva cocina saludable, según opina el catedrático de química orgánica de la Universidad de Cádiz, Francisco Antonio Macías, que aboga por añadir el aloe a los alimentos para “mejorarlos”.

Mascarilla hidratante

Para hidratar, regenerar o refrescar la piel del rostro, puedes hacer una excelente mascarilla con limón y aloe vera. Para ello, abre al medio una hoja de la planta y retira todo el contenido, es decir, la pulpa completa. Coloca en un recipiente, que puede ser de plástico, vidrio o madera. Añade el zumo de un limón, mezcla bien y aplica en el rostro de abajo hacia arriba con movimientos circulares. No olvides aplicar en cuello y escote. Deja que actúe por 20 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

 

1 maceta basta para sembrar en un jardín una planta de aloe vera.

 

20 minutos puede tardar una mascarilla casera hecha a base de aloe vera

 

Cremas hidratantes para cara y cuerpo, antiarrugas, contra el acné, exfoliantes, geles y champús, componen las líneas de una cosmética natural que se nutre del aloe vera.