•  |
  •  |

Hola, mis queridas lectoras. Hoy les quiero compartir sobre las múltiples bondades que podemos encontrar en la fresa. Para mí es una de mis frutas favoritas, pues tiene un sabor muy dulce y, a la vez, me mantiene satisfecha como merienda a media mañana. Pero, en esta ocasión, quiero compartir con ustedes varios beneficios que contiene. Yo los desconocía hasta que quedé embarazada y he realizado mis debidos estudios sobre los diversos componentes, por recomendación de mi nutricionista.

La fresa es una fruta que ayuda para muchas cosas, entre ellas, mejora la apariencia de la piel. Debido al alto contenido de colágeno, es muy buena para ayudar a la elasticidad de la piel y, por ello, a disminuir el inevitable envejecimiento. Adicionalmente, también es una fruta que contiene mucha agua y un bajo nivel de calorías, lo cual es una perfecta combinación para las personas que están buscando bajar de peso.

Además, la fresa también contiene una fuente de vitamina C y otros nutrientes como el ácido fólico, fibra, calcio, vitamina E, entre otros. Todos estos componentes son idóneos para mantenerte saludable. Para las mujeres embarazadas son una excelente fuente, si el objetivo es adquirir más nutrientes de forma natural, y que beneficien al bebé.

Digestión

La fibra también es excelente para ayudarte con la digestión, por lo cual si padecés de estreñimiento, la fresa también puede ser de excelente ayuda.

Como podrás leer son muchas las bondades que contiene la fresa, por lo cual te recomiendo que la incluyás en tu dieta de vez en cuando. También la podrías consumir por sí sola, como fruta, o bien combinarla con otras para hacer batidos, tales como los que les he mencionado en columnas anteriores. Solo recordá, siempre agregale a tu batido apio o perejil, que son excelentes quemadores de grasa.

Bueno, espero que implementen las fresas en su alimentación, pues a mí me han sido de mucho beneficio y lo siguen siendo en mi maternidad.